sábado, 13 agosto 2022 12:01

Portilla destaca la importancia de establecer mecanismos para dar certidumbre al Perte

El director general de Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), José Portilla, ha subrayado la importancia de establecer mecanismos que permitan dar certidumbre al Perte del vehículo eléctrico y conectado (VEC).

Así, lo destacó en el webinar organizado por la asociación ‘Análisis de la Orden de Bases del Perte VEC’, incidiendo en la importancia del seguimiento de las inversiones, por ejemplo, con la creación de grupos de trabajo ‘ad hoc’ entre las administraciones y las diferentes agrupaciones con carácter informativo y que permita conocer las incidencias que pudieran darse en la ejecución.

Además, puso de manifiesto la necesidad de que el Perte del vehículo eléctrico llegue a toda la cadena de valor para el desarrollo y la fabricación de los vehículos eléctricos y conectados a la red.

El webinar tenía como objetivo proporcionar una síntesis de las cuestiones más relevantes de las bases por las que se regirá la concesión de ayudas y presentar las condiciones, requisitos y oportunidades que existen para que aprovechar al máximo las mismas.

La responsable de I+D+i de Sernauto y coordinadora de la Plataforma Tecnológica Española de Automoción y Movilidad, Move to Future, Cecilia Medina, afirmó que esperan que la convocatoria de las ayudas se publique a finales de febrero y que la ventanilla para la presentación de los proyectos se abra a principios de abril.

Tras ella, los representantes de las consultoras FI Group, Incotec y Leyton explicaron los aspectos fundamentales que contempla la orden de bases.

Noelia Escobar, responsable de Relaciones Institucionales e Intangibles de Incotec, señaló que la agrupación “como beneficiario” deberá estar constituida, al menos, por cinco entidades jurídicas y tener implantación en dos comunidades autónomas como mínimo.

Además, deberá haber como mínimo un 40% de pymes participantes y la colaboración de, al menos, un proveedor de tecnología y/o conocimiento con la capacidad técnica y organizativa suficiente para la realización de las actividades de I+D+i.

“Nos encontramos ante un programa de ayuda complejo de gestionar en cuanto a su estructura, roles y organización. Las entidades deberán constituir una agrupación de empresas sin personalidad jurídica, suscribir con carácter previo a la formalización de la solicitud un acuerdo interno y cumplir con unos requisitos”, explicó Escobar.

Por su parte, Francesc Perarnau, director de Automotive and Mobility Sectorial de FI Group, desgranó las cuestiones más importantes respecto a la estructura de proyecto y las líneas de actuación.

Los proyectos tractores se compondrán de, como mínimo, siete proyectos primarios, que pueden ser proyectos individuales por entidad empresarial o proyectos colaborativos. Así, apuntó que cada proyecto primario se asignará a uno de los bloques y a una única línea de actuación.

Solo se presentará una única memoria técnica explicando el hilo conductor del “proyecto tractor” y los diferentes “proyectos primarios” que lo conforman.

Por su parte, el desarrollador de Negocio para la Dinamización de I+D de Leyton, Miguel Granda, detalló la intensidad de las ayudas y sus particularidades pese a que los presupuestos y la financiación se establecerán en la correspondiente convocatoria.

La orden de bases anuncia como vías de financiación posible el crédito o subvención o una combinación de ambas. De igual modo se informa de los porcentajes mínimos en forma de crédito, los límites máximos de las ayudas a empresas y a proyectos y las intensidades brutas máximas de ayuda por proyecto y entidad beneficiaria.

Asimismo, Raquel García, directora de Certificación en EQA I+D+i, explicó que en la orden de bases se mencionan dos certificaciones para la solicitud de las ayudas. Una en la que se certifique la calificación de las actividades de los proyectos de I+D y, otra, el cumplimiento del principio de DNSH (No impacto medioambiental significativo, por sus siglas en inglés).

Finalmente, Cecilia Medina concluyó que lo importante es que “haya conexión” en el sector, ya que los fabricantes están buscando entidades para cumplir con los requisitos y que les den contenido a sus propuestas y, por otro lado, el resto de la cadena tiene capacidades para intentar construir propuestas ganadoras.

“Por eso, para facilitar esta interrelación, estamos preparando la información que hemos ido solicitando en todo este proceso para compartirla con el Foro de Competitividad y el Comité de I+D+i de Anfac. Así, tendrán datos de contacto para que analicen qué necesitan y que entidades les pueden encajar”, resaltó.