jueves, 26 mayo 2022 01:21

Ángeles Carmona, la vocal del PP que saca los colores a Igualdad por la ley de género

La ley de violencia de género tiene flecos sueltos. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, desde donde aseguran que es necesario llevar a cabo a una reforma para modificar el concepto de violencia sobre la mujer con el fin de ampliarlo. La institución dirigida por María Ángeles Carmona Vergara, vocal del Consejo General de Poder judicial (CGPJ) a propuesta del Partido Popular, ha emitido un informe en el saca los colores al Ministerio de Igualdad, que lidera Irene Montero, por la Ley de Violencia de Género, ya que consideran necesario modificar la normativa.

El organismo dirigido por Carmona detalla que es necesario cambiar cuanto antes el artículo 1 de la Ley 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. El objetivo de este reclamo es extender el concepto de violencia sobre la mujer con el fin de que se incluyan todos aquellos casos que tienen lugar fuera del ámbito de la pareja o expareja. Con esta reforma se perseguiría de forma más «efectiva, exhaustiva y profunda» la violencia sexual, incluidos los casos que afectan a menores de edad, ya que estos son superiores a los que se producen contra mujeres adultas, según recoge el informe.

Así, dan un toque de atención al departamento liderado Irene Montero y le sacan los colores respecto a una ley sobre la que los morados sacan pecho. Además, este reclamo proviene nada más y nada menos, que desde un organismo del CGPJ que preside la vocal propuesta por el partido de la oposición. La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, y su equipo consideran que dicha ley se ha quedado desactualizada, ya que no permite llegar a todos los rincones donde la lacra de la violencia de género llega. Así, su lucha contra este problema resulta aún más difícil sin las herramientas adecuadas para combatirlo. El informe afirma que el concepto de violencia contra la mujer «es insuficiente para estudiar y combatir con efectividad este fenómeno criminal». 

Además de solicitar una reforma de la Ley 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, han advertido sobre la necesidad de que dicha modificación vaya acompañada de un aumento del número de juzgados que trabajan sobre procesos dichas cuestiones. Esta petición se debe a que si se amplía el concepto de violencia sobre la mujer las competencias de las audiencias en las que se tratan estos procesos verían como su nivel de trabajo también se incrementa al tener que atender más casos. Es decir, que estos juzgados verían ampliada su competencia a todos los nuevos delitos comprendidos en el ámbito de la violencia de género. La ampliación de las competencias de estos juzgados especializados incluyendo todos los casos a los que afecte la extensión del concepto les permitiría tener, según consideran, una visión más detallada de este tipo de delitos contra la mujer, desde el punto de vista del análisis jurídico. Esto también favorecería una instrucción de los procedimientos más ágil.

Asimismo, desde el Observatorio solicitan la elaboración de perfiles de las víctimas menores de edad más vulnerables con el objetivo de conseguir una detección precoz del riesgo. Otras cuestiones que la institución liderada por Carmona reclama es  la revisión de los protocolos escolares para una mejor detección de la violencia sexual sobre niñas y niños. Respecto a los menores, también consideran necesario mejorar de la coordinación entre operadores jurídicos, médicos y centros escolares. Todo ello con el mismo objetivo proteger a los menores y fomentar la detección de la violencia lo más precozmente posible. Además, apuestan por llevar a cabo planes de formación específicos para jueces y magistrados en materia de violencia sexual sobre menores de edad. En los casos de los menores, tanto niños como niñas, el Observatorio hace especial hincapié dado que es un tema que les preocupa debido a que la violencia sexual sobre los niños representa un elevado número de casos.

Así, el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género manda una lista de deberes al Ministerio de Igualdad, les pone a trabajar y traslada su especial preocupación sobre los casos de los menores. La modificación de la ley de violencia sobre la mujer y todas las medidas que las protegen, tanto a ellas como a los niños y niñas a los que afecta, es una necesidad que debe paliarse cuanto antes. El concepto de violencia sobre la mujer debe adaptarse, según el informe, para cubrir todos los escenarios y situación a los que la lacra de los delitos sexuales pueda afectar.

Ángeles Carmona cuenta con una larga trayectoria al servicio de los juzgados y, en especial, aquellos que protegen a la mujer. Fue secretaria judicial en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla y posteriormente ostentó el cargo de Jefa de la Unidad de Coordinación Territorial de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Andalucía. Actualmente cuenta con un asiento en la mesa de vocales CGPJ y es presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.