martes, 16 agosto 2022 14:20

Sector agrario y ganadero riojano se manifiesta para reivindicarse como “estratégico”

Las organizaciones agrarias y ganaderas han reivindicado hoy este sector como “estratégico”, señalando que supone el 6,8% del Producto Interior Bruto (PIB) en La Rioja (el 3,1% en toda España), y exigiendo “rentabilidad”.

En rueda de prensa, el presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez; el presidente de UAGR-COAG, Óscar Salazar, y el secretario de Organización de UPA Rioja, Nestor Alcolea, han invitado a toda la sociedad riojana a una manifestación que se desarrollará el próximo miércoles, 26 de enero, desde el Palacio de Deportes y a partir de las 10:00 horas.

Pérez ha señalado cómo “el gran deterioro que están sufriendo la agricultura y la ganadería hacen que la mayor parte de los indicadores económicos y sociales de esta actividad estén en negativo”.

En este sentido, ha indicado que el sector primario ha perdido 1.800 agricultores y ganaderos en La Rioja en las últimas dos décadas.

Por este motivo, en enero de 2020 se iniciaron una serie de movilizaciones coordinadas en toda España que se tuvieron que interrumpir por la pandemia de la COVID-19.

“Ahora volvemos a salir a la calle porque aunque la pandemia también demostró que somos un sector estratégico, capaz de garantizar la demanda de alimentos con total tranquilidad y responsabilidad social, sin subir ni un céntimo los productos, nada ha servido para estar en la agenda de las distintas administraciones ni tener el reconocimiento social”, ha manifestado.

En este sentido, las entidades agrarias han recriminado a la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, que no contase con este sector para la reconstrucción de La Rioja tras la pandemia.

Para reclamar un futuro “con agricultores y ganaderos” en la comunidad, agricultores y ganaderos volverán a desarrollar una ‘tractorada’, algo que no ocurría desde el año 2009.

Además de tractores, participarán personas a pie y se invita a toda la sociedad entendiendo que el futuro de la agricultura y ganadería compete a todos.

La manifestación saldrá del Palacio de los Deportes y transcurrirá por la calle Clavijo, Avenida Salustiano Olazaga hasta Avenida de Madrid, Vara de Rey hasta el Espolón, donde se dará lectura a un manifiesto.

Entre los motivos que han llevado a las organizaciones se encuentra, principalmente, la falta de rentabilidad, provocada por los bajos precios de los productos en origen, el incremento de los costes de producción y el incumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria. Un problema al que suman la PAC y la gestión de la fauna silvestre.

“Los agricultores y ganaderos no queremos más declaraciones de cariño de los políticos, queremos eficacia en las medidas que hay que tomar”, ha señalado Pérez al tiempo que ha indicado que las organizaciones convocantes no quieren “un sector mantenido con ayudas públicas, ni que sólo sea viable a base de subvenciones”.

Ha resaltado su deseo de “vivir dignamente” de su actividad manifestando que las semillas han subido un 20%; los piensos un 30%, la energía un 270, el gasóleo un 70%; y los fertilizantes entre un 100% y un 300%.

El agricultor, ha afirmado, no puede repercutirlo en el precio del producto. Algo ante lo que, ha dicho, se ha modificado la Ley de la Cadena Alimentaria, pero se tiene que cumplir: “Y cumplir significa que un producto se pague por encima de los costes de producción”, ha dicho.

Salazar ha puesto el acento en que se trata de un llamamiento “de todo el medio rural, porque la alimentación europea cuenta con un prestigio que, ahora, se ve amenazado por la PAC”.

En este sentido, ha visto como ésta “llega con un recorte presupuestario, con exigencias medioambientales con un coste y que no prioriza el modelo profesional de las pequeñas y medianas explotaciones” sino “de los grandes grupos, en el caso de La Rioja las grandes bodegas”.

En cuanto a las energías renovables, se ha opuesto a que se instalen en tierras fértiles o, incluso, regadíos, como ha ocurrido con la instalación de un parque eólico en Santa Engracia de Jubera.

Alcolea, por su parte, ha reclamado una política de seguros como una “tabla de salvación” en casos como daños por fauna silvestre o las inclemencias; así como una “política fiscal adaptada al propio sector, que lo reconozca como estratégico”.