jueves, 26 mayo 2022 17:01

El Gobierno quiere cobrar entre un 21% y un 23% por regular las ganancias de las criptomonedas

Cada vez es más sencillo invertir en criptomoneda. Es un activo volátil y atractivo que se está haciendo con el dinero de muchos inversores que lo que buscan es sacar dinero fácil. Si compraste un bitcoin por 300 euros en 2016, hasta hace meses te podrías haber hecho con 50.000 euros del tirón. Estos picos han llamado la atención del Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero hasta el punto de que han decidido buscar fórmulas para cobrar impuestos a los españoles que tengan ganancias en sus inversiones. Hacienda presentará en un mes aproximadamente un sistema de cobro de impuestos para los que tengan cualquier tipo de criptomoneda. Aunque no hay un porcentaje claro, fuentes del Ejecutivo señalan que rondará entre el 21% y el 23% de las ganancias declaradas.

Ha sido la facilidad para invertir en estos activos la que ha llamado la atención de una Montero ansiosa por rascar el bolsillo a los españoles. Ya sea Coinbase, Crypto.com o Binance, comprar con un tarjeta de crédito o de débito un puñado de criptomonedas es tan fácil como un simple click. Y María Jesús Montero lo sabe. Que haya gente que invirtiendo nada más que 300 euros hayan podido recaudar 100 veces esa cantidad por la revalorización de esa moneda ha puesto en guardia a Hacienda. Llevan tiempo buscando la forma de cobrar por ese patrimonio, pero quieren dejar claro un sistema que no puedan eludir los inversores. La idea es que sea lo mismo que invertir en bolsa. Actualmente se paga el 19% por los primeros 6.000 euros ganados; el 21% para el tramo entre 6.000 y 50.000 euros, y el 23% para las ganancias que superan los 50.000 euros. Con la criptomoneda se espera algo similar.

El resumen es simple. Si compraste un bitcoin por 300 euros allá por 2016 y quisiste recuperar las ganancias en 2021, cuando alcanzó picos de más de 50.000 euros, de esos 47.700 euros de beneficios tendrías que pagar 10.971 euros de impuestos, tal y como se plantea el Gobierno. Es decir, que tus beneficios no serían de más 47.000 euros, sino que tan solo ganarías 36.729. Esto sin tener en cuenta la mordida que te dará la plataforma a través de la cual has invertido en esa criptodivisa. Esta medida se regulará en menos de un mes y el Estado pretende recaudar una buena cantidad de dinero de todos aquellos que juegan a invertir en criptomoneda (una divisa que se presume descentralizada).

Aún así, el tomar como plantilla las tributaciones de las ganancias en bolsa no necesariamente significa que se aplicarán los mismos tipos impositivos, tal y como deslizan desde el Gobierno de Pedro Sánchez. Por norma general, las ganancias en bolsa no son tan abultadas como con las criptomonedas. Hay criptodivisas que pasan de valer 1 euro a 15 en cuestión de días. Si alguien invierte 1.000 euros en una moneda a través de una aplicación como Coinbase, puede obtener grandes beneficios en poco tiempo y esto seduce a los expertos de Montero para que se pague un tipo impositivo algo mayor. Sea como sea, no se tienen claras las cifras de recaudación a las que podría acogerse el Gobierno en su informe (que se presentará en menos de un mes) y quieren mantener un equilibrio entre el dinero que obtendrían en forma de impuestos y lo atractivo que sea España para regularizar la situación fiscal en materia de criptomoneda de los españoles. Si se impone una tasa muy elevada, se perderá dinero.

El principio que sigue el Gobierno es el mismo que se siguió con la «amnistía fiscal». No se puede pasar de rosca a la hora de cobrar impuestos y hay que tener en cuenta la mordida que mete la plataforma a través de la cual se invierte. A esos 10.971 euros en impuestos del ejemplo anterior habría que añadirle entre un 1,99% y un 4% que cobran por retirar el dinero (depende de la forma). El Gobierno quiere un equilibrio y esto también lo tienen en cuenta. Pero les conviene más que la gente regularice su situación a que no quieran cambiar el bitcoin por euros.

Es la criptoamnistía al 21%

Hay muchos usuarios que tienen intención de regular su patrimonio, pero también hay establecimientos comerciales que aceptan el pago en bitcoin, incluidos concesionarios de coches. Que esto se extienda podría ser un problema para el Ejecutivo dado que nadie querría regularizar una situación fiscal de la que te meterían un «sablazo» de más de un 20%. El informe de Hacienda será en menos de un mes, pero tendrá en cuenta muchas variables a pesar de estar condicionado por la necesidad del Gobierno de recaudar por todos los lados para aumentar la inversión pública.

Actualmente ya hay abogados que trabajan en cómo regular la situación fiscal de muchos inversores. El problema es que quienes empezaron pronto con el juego de las criptodivisas no tienen un registro a mano de todos los movimientos que se hicieron para justificar esas ganancias. Al margen de esta situación, lo cierto es que Hacienda te deja tranquilo siempre que pagues una tasa correspondiente. La idea ahora es especificar el tipo impositivo y empujar a los españoles a regularizar su situación fiscal. Es la criptoamnistía al 21%.