martes, 5 julio 2022 05:25

Darias mantiene el 21% de IVA en las mascarillas FFP2 mientras Europa democratiza su precio

Protegerse del coronavirus cuesta más en algunos países que en otros. Mientras algunos Ejecutivos europeos optan por democratizar los precios de los equipos de protección como son los mascarillas, otros mantienen el gravamen habitual para estos productos cuyo uso es obligatorio. Este es el caso de las mascarillas FFP2 cuyo precio en España incluye un 21% mientras que en el resto de Europa se ha tratado de hacer descender su coste por el bien de la salud común. En países como Italia, el Gobierno ha pactado con los sindicatos farmacéuticos que este tipo de mascarillas cuesten tan solo 0,75 céntimos con el objetivo de que este sea un bien asequible para cualquier tipo de bolsillo. Al contrario, en España, las FFP2 están sujetas a un 21% de IVA que se suma al precio estipulado por las propias farmacias que oscila alrededor de los dos euros por mascarilla.

Las FFP2 son la tipología de mascarilla que más protege contra la filtración de partículas. Estas mascarillas que son Equipos de Protección Individual (EPI) y en un principio se recomendaron fundamentalmente para profesionales que estuvieran en contacto con positivos y para grupos vulnerables. Estas FFP2 tienen como finalidad filtrar el aire
inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo.
De este modo, estos cubrebocas son los que más protegen a la población contra el coronavirus por lo que su uso está más que recomendado en espacios sin ventilación donde el riesgo potencial de contraer el SARS-CoV-2 sea más elevado.

Las FFP2 son la tipología de mascarilla que más protege contra la filtración de partículas

Viendo su eficacia, países como Italia han decidido recientemente establecer un precio máximo para este tipo tipo de mascarillas. Los italianos tan solo tendrán que pagar 0,75 céntimos por cada una de ellas y podrán adquirirlas en todas las farmacias del país alpino. En el caso de Alemania, Francia y Portugal, estas mascarillas de alta protección también podrán encontrarse en la mayoría de establecimientos por menos de un euro.

Cabe destacar que la mascarilla se ha convertido en un bien de primera necesidad en tiempos pandémicos. La obligatoriedad de hacer uso de ella incluso en exteriores ha hecho que toda la población tenga que hacerse con estos cubrebocas para su día a día. Además, la escasa duración de las mascarillas hace que prácticamente a diario se necesite estrenar una de ellas. Según las autoridades sanitarias, las mascarillas FFP2 tienen un período recomendado de uso de un máximo de cuatro horas continuas con una duración máxima 48 horas desde la apertura de su empaque. De este modo, para un correcto uso de las mismas, los usuarios deberían abrir una nueva mascarilla una vez que se haya concluido este tiempo de protección. No obstante, la mayoría de la población reutiliza durante horas la misma mascarilla o usa cubrebocas de tela cuyo poder de filtrado no es óptimo restando así efectividad a este accesorio que ya se ha hecho imprescindible.

SANIDAD REGULA EL PRECIO DE LOS TEST

Si bien el Ministerio de Sanidad ha decidido mantener el 21% de IVA en las mascarillas FFP2, también ha regulado el precio de las mascarillas quirúrgicas y de los test de antígenos que desde hace unas semanas se han convertido en uno de los productos más vendidos de las farmacias españolas. La Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios, que preside el departamento de Sanidad y de la que forman parte los ministros de Hacienda y Asuntos Económicos y también están representadas las comunidades han fijado el precio máximo de 2,94 euros para los test de antígenos de autodiagnóstico. “El objetivo principal ha sido fijar un precio lo más asequible posible, manteniendo siempre el equilibrio necesario para que el producto esté disponible en el canal de farmacia”, ha dicho la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa tras culminar la reunión.

darias
Carolina Darias (PSOE)

Según ha informado el Ejecutivo de Pedro Sánchez, esta medida se ha adoptado después de analizar los precios de los distribuidores, de la venta al público en las farmacias y los de los precios en los países del entorno. Y es que hay que recalcar que en otras naciones europeas su coste oscilaba alrededor de los dos euros desde hace semanas como es el caso de Alemania.

Para la oposición, esta democratización del precio de los test de antígenos llega tarde ya que durante el periodo navideño estas pruebas diagnósticas han costado entre seis y diez euros dependiendo de la demanda y de la farmacia donde se hubieran adquirido. Además, a parte del coste, las farmacias han tenido que hacer frente a un desabastecimiento de estos productos debido a la alta demanda que se produjo de cara a los festivos de Navidad.