miércoles, 25 mayo 2022 00:22

Lastra defiende la literalidad del acuerdo de reforma laboral y pide apoyo a los socios

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha sostenido este jueves que todavía queda una semana para convencer a los grupos parlamentarios de que apoyen la convalidación de la reforma laboral en el Congreso, al tiempo que ha defendido la «literalidad» del acuerdo pactado y ha avisado de que «no pueden excluir a nadie» de las negociaciones para sacar adelante la reforma.

«Me gustaría que las fuerzas que normalmente apoyan el progreso de este país a través de las leyes se sumaran a este acuerdo», ha traslado Lastra en una entrevista en TVE, en la que ha asegurado que, pese a que las negociaciones «siempre son arduas» en el Congreso está convencida de que se llegarán a un acuerdo.

La dirigente del PSOE ha explicado que quedan dos años de legislatura y que «seguirán dando pasos en mejorar el marco laboral también desde el diálogo social. «Seguiremos hablando con el resto de fuerzas políticas», ha añadido, a la par que les ha pedido «confianza» en que esto va a ser así, «desde el diálogo social también».

«Ha costado mucho llegar a este acuerdo y es equilibrado, mejora las condiciones laborales de los trabajadores, da seguridad jurídica a las empresas y, por lo tanto, defendemos al literalidad y defendemos preservar el acuerdo firmado», ha señalado la dirigente del PSOE, que también ha señalado que llevan hablando de esta reforma desde el 2012.

Lastra ha asegurado que van a alcanzar una mayoría en el arco parlamentario y, preguntada acerca de si se sienten cómodos con el apoyo de Ciudadanos a esta norma, ha señalado que el objetivo del Gobierno es «convalidar esta reforma». «Espero que tengamos una mayoría suficiente, pero no solamente de unos grupos u otros, sino que espero que sea respaldado por una amplia mayoría», ha añadido.

«No podemos excluir a nadie», ha trasladado Lastra, que ha aprovechado para pedir a las «fuerzas negacionistas» que reflexionen acerca de que «lo que es bueno para España también es bueno para sus partidos políticos».