sábado, 28 mayo 2022 16:46

Sànchez cree que el Gobierno prioriza a ERC como socio porque da «apoyo a cambio de poco»

El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha sostenido este jueves que el Gobierno ha priorizado hasta ahora a ERC como socio parlamentario porque les dan «su apoyo a cambio de poco, y ERC también prefería que las relaciones entre Junts y el Gobierno fueran la mínima expresión».

Lo ha dicho al preguntársele por las negociaciones sobre la reforma laboral en una entrevista en Ràdio 4 y La2, en la que ha calificado de «sorprendente» que la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se reúna con miembros del Govern para desencallarla, tras sus encuentros con el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

«No sé si debe interpretarse como una desautorización del señor Rufián. No sé si es que el señor Torrent y el presidente de la Generalitat quieren matizar alguno de los excesos verbales del señor Rufián o es que el Gobierno español quiere evidenciar que ha hecho todos los esfuerzos para alcanzar un acuerdo con ERC», ha expuesto.

Sànchez ha avanzado que, si no hay cambios, Junts votará que no a la convalidación de la reforma laboral, que cree que debe discutirse en el Congreso de los Diputados para introducir mejoras: «A pesar de ello, creemos que el Gobierno ya la tiene pactada con Cs y otras formaciones políticas».

CONFERENCIA DE ARAGONÈS

Sànchez ha saludado el anuncio de Aragonès de realizar una conferencia el próximo 14 de febrero para explicar su propuesta para resolver el conflicto, ha apelado a la unidad y ha lamentado que, ahora, el independentismo está «desorientado en la materialización concreta».

Ha mantenido que Junts no renunciará a su proyecto político, que define como de centralidad y que apuesta por la colaboración público-privada, y sobre la candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno ha criticado que la CUP y los comuns tienen una idea antigua de este tipo de eventos, «de hace veinte años».

En ese sentido, ha apostado por encontrar fórmulas para la candidatura con Aragón que, a su juicio, puede ser una oportunidad para modernizar infraestructuras del Pirineo, respetando el medio ambiente y sin construir grandes equipamientos: «Y Barcelona debe ser generosa».

También ha lamentado que Junts no esté en la mesa de diálogo, tras rechazar Aragonès su delegación por incluir a personas ajenas al Govern, y ha sostenido que el «silencio» acerca de las negociaciones se debe a que no hay avances, más que a la discreción.

CARPA EN VIC

Tras la negativa de la alcaldesa de Vic (Barcelona), Anna Erra (Junts), a autorizar una carpa de la entidad Escuela de Todos para reclamar el 25% de castellano, Sànchez ha dicho que no hay que «confundir la libertad de expresión con poner una paradita en determinados lugares», y ha asegurado que la alcaldesa tomó esa decisión para evitar daños y preservar el orden público.

«Me parece razonable que la gente que quiere romper la convivencia y unidad –no que quiere defender una lengua sino atacar a otra, que quiere que el catalán desaparezca y no tenga una discriminación positiva– tengan dificultades para expresarse, porque esto tiene una consecuencia en la convivencia muy importante», ha defendido.