lunes, 6 febrero 2023 17:29

Colau rinde culto a la izquierda caviar y la ‘cazan’ de cena en un restaurante de lujo

Ada Colau se despreocupa de su investigación judicial, que la sentará ante el juez el próximo 4 de marzo, y de su gestión asistiendo a una cena en uno de los hoteles de postín de Barcelona. La alcaldesa de la Ciudad Condal ha tenido una semana muy tensa. Por un lado, la oposición más seria ha pedido su dimisión por su investigación en la concesión a dedo a subvenciones afines a la confluencia catalana; y por otro lado, tiene que afrontar ahora un durísimo pleno en el que será objetivo de todas las críticas por la pérdida de peso económico y político del Ayuntamiento.

Para tratar de olvidarse de todo este embrollo, aprovechó el fin de las restricciones en Cataluña para acudir a una cena en el restaurante Fasto del lujoso hotel ME. Según se muestra en la imagen, el decorado corresponde al Belbo Fasto, especializado en la cocina italiana. Además, el establecimiento se encuentra cerca del Ayuntamiento, apenas a unos diez minutos andando, en la calle Caspe.

Entre sus espacios únicos, diseñados para el disfrute gastronómico y la jarana fina, Colau estuvo acompañada de Adriana Partal y la actriz Carmen Jedet, una gerundense conocida por su influencia en las redes sociales y conocida por su activismo en favor de la causa transexual del colectivo LGTBi.

Jedet se encargó de airear la salida de Colau en sus propias redes sociales. En sus historias de Instagram mostró la pose junto a Colau, tan sólo un día después de la que la Generalitat levantara las restricciones a la restauración.

JUSTO EN EL FIN DE LAS RESTRICCIONES

Hasta hace tres días, los bares y restaurantes tenían limitación de aforo, la obligación de pedir el registro QR sobre el Covid-19 y cerrar a las 23.00 horas. La alcaldesa de Barcelona se ha despreocupado por completo de exigir una rápida flexibilización para que los restaurantes y hoteles pudieran ofrecer los servicios que ella misma acude. Y es que, evita molestar así a sus socios de facto en el Ayuntamiento de Barcelona. El resto de acompañantes son miembros de su gabinete de comunicación.

Colau y Jedet han forjado una amistad en muy poco tiempo. Ambas coincidieron en la entrega de los Premios Ondas celebrada el pasado mes de noviembre, curiosamente cuando el Melià ME abría sus puertas tras una importante reforma. La propia alcaldesa se mostró como si hubiera ganado el Tour de Francia, con una foto de dudoso gusto junto a la también actriz Daniela Santiago.

colau actrices amigas Moncloa

La alcaldesa encendió a sus fans con esta foto en las redes sociales. «Las amigas sean unidas, esa es la ley primera, porque si se pelean entre ellas las devoran los de afuera«, escribía un usuario de la redes sociales.

A LA MISMA HORA DE LA CENA, COLAU ESCRIBÍA EN SUS REDES SOCIALES

Otros llegaron a confundir a una de las actrices con una de las acérrimas adversarias de Colau, Macarena Olona, la líder de Vox para las próximas elecciones andaluzas.

Curiosamente, cerca de la misma hora de la fotografía en el lujoso restaurante, Colau recordaba sus anuncios políticos realizados durante la mañana en el Colegio de Periodistas de Cataluña. La alcaldesa vestía entonces con una camisa verde. Sin embargo, horas más tarde mostraba ropa negra. Eso sí, la chaqueta, que parece de cuero, es la misma.

A las 22.36 horas exactas dejaba este mensaje en su red de Instagram. «He anunciado que destinaremos 23 millones de euros para garantizar los próximos dos años que todos los niños y niñas de Barcelona puedan hacer extraescolares», aseguraba. Se desconoce entre qué platos habría enviado este comunicado.

DE CAVIAR A OSTRAS, LOS LUJOS DEL HOTEL

El restaurante escogido por Colau no es apto para todos los bolsillos. En la selección de ‘antipasti’, las ostras alcanzan los 5 euros por unidad. Mientras otros platos rondan los 44 euros, como el caviar sevuruga royal bacari, o un plato de pasta por 24,5 euros.

Los platos tradicionales italianos oscilan entre los 15 y los 25 euros por persona. Un bilogi a la fastonara acabado con queso pecorino es el más barato del menú, frente al risotto milanese con osobuco dorado.

Como no podía ser de otra manera, también se sirve pizza, con un coste de entre los 12 y 16 euros por unidad. La hay de trufa, huevo y parmesano. Las carnes y los pescados superan con creces los precios de cualquier otro restaurante de la zona. El preciado lenguado, a 28 euros por plato; la bisteca fiorenttina, a 66 euros. Los postres saldrían cerca de los 8 euros.

UNA IMPUTACIÓN BIEN VALE UNA CENA DE LUJO

Colau se encuentra en el centro de la polémica al ser investigada y citada a declarar a inicios de este próximo mes de marzo. La alcaldesa colecciona, presuntamente, la gran triada relacionada con la corrupción. Prevaricación, fraude en la contratación, malversación, tráfico de influencias y negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos son los presuntos delitos que habría cometido por dar subvenciones a onegés y asociaciones afines a la formación política.

El Código Ético de Barcelona en Comú es cristalino al respecto. Cualquier cargo debería dimitir por este rosario de presuntos delitos. La alcaldesa de Barcelona, sin embargo, lejos de despejar las dudas fuera de un intachable y honorable asiento como es la Alcaldía, se mantiene en su trono apuntando a quienes presentaron la querella.

 Los delitos presuntamente cometidos por la edil barcelonesa atañen a las subvenciones otorgadas de forma directa a varias entidades sociales. Así, los beneficiarios de estas ayudas serían la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAC), la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), la asociación Enginyeria Sense Fronteres (ESF) y Observatori DESC, cuya sede se encuentra a unos metros del conocido hotel.

UN HOTEL VANGUARDISTA

El hotel donde cenó Colau y su séquito de la comunicación dispone de 164 habitaciones. Se encuentra en la esquina de Casp con Paseo de Gracia, junto a la Casa Rocamora. La intención, antes de que se desatara la pandemia, era abrirlo al público durante el 2020, al inicio de la temporada alta.

Sin embargo, la crisis sanitaria demoró su apertura y Melià decidió reformarlo. Este hotel muestra la fusión entre lo contemporáneo y lo vanguardista, con un lujoso diseño del estudio Fitarq, junto al concepto interiorista de Mur Arquitectura y Asah.

LA CAZADA A COLAU EN PLENAS RESTRICCIONES, SIN CONSECUENCIAS

No es la primera vez que Colau ha sido ‘cazada’ durante la crisis sanitaria. En noviembre de 2020, la alcaldesa no dio el ejemplo a sus vecinos tras pasear por la calle sin mascarilla. Daniel Sirera, exdiputado del PPC, la pilló y subió el vídeo en las redes sociales. Precisamente, la alcaldesa estaba grabando un vídeo a una mujer de 103 años. Eran momentos muy duros y las autoridades sanitarias se pusieron muy duras con las restricciones.

En la Ciudad Condal, por aquel entonces, era obligatorio el uso de la mascarilla y se recomendaba tener el menor contacto posible fuera de los grupos habituales. El Covid-19 hacía estragos, especialmente en Cataluña, como ahora ómicron, que pese a los toques de queda y limitaciones de aforo tiene un mayor número de contagios que Madrid.