jueves, 2 febrero 2023 09:29

Reforma tu casa en Madrid usando microcemento

Desde el año pasado tras el confinamiento, las reformas en las grandes ciudades no paran de aumentar su número, pues todo el mundo quiere mejorar su casa y así poder estar más cómodo si volviese a ocurrir lo mismo.

Con la finalidad de realizar esa reforma hay una gran cantidad de materiales, pero acudir a una empresa microcemento Madrid como Topciment es muy interesante, ya que ellos son especialistas en este material y en su instalación en la capital de España.

¿Qué es el microcemento?

Todos tenemos una imagen del cemento como material basto que no se puede usar para revestir. De hecho, en interiores se utiliza el yeso que queda mucho más fino, pero ahora eso ha cambiado.

El microcemento es un material que tiene una base de cemento, a la cual se le añaden resinas, algunos aditivos y pigmentos minerales con los que se le puede dar una gran cantidad de tonos, de manera que siempre daremos con el color adecuado.

Obtenemos un acabado exclusivo

¿A quién no le gusta tener un acabo exclusivo en su hogar? Esto se consigue aplicando el derivado del cemento y la razón tiene que ver con la manera en la que se «pega» a las superficies.

No hay máquinas, sino que es la mano del especialista la que se encarga de extenderlo, de forma totalmente artesanal y consiguiendo que no haya dos suelos o dos paredes iguales pese a que se emplee la misma fórmula.

Los pigmentos que se emplean se pueden combinar, por lo que también es posible tener un tono único que no está presente en ninguna otra vivienda.

Podemos combinar acabados artísticos y rústicos

Se pueden combinar los acabados como queramos, y es que a pesar de que una de sus virtudes es la posibilidad de hacer verdaderas obras de arte, con paredes llenas “de aguas” o incluso combinándolo con elementos artísticos, también se puede dejar con un acabado rústico si nos gusta así.

Quizá esta terminación no sea la mejor en un piso, pero sí en algunas zonas de una casa de pueblo o de un chalet, en donde en el sótano podemos hacer una bodega de acabado rústico con el microcemento.

Se adhiere a casi cualquier material

Su adherencia sobre casi cualquier otro material es una de sus grandes ventajas, pues eso permite poder ejecutar reformas sin obras.

De hecho, pega encima del cemento normal, pulido u hormigón y lo mismo hace sobre azulejos y baldosas, por lo que no hay que picar si queremos renovar el aspecto de una terraza exterior o de un baño.

También se sujeta en las planchas de pladur, en los platos de ducha y en las encimeras de los lavabos, pero es que hasta se puede poner en armarios y puertas de DM como los de la cocina y también en los fregaderos, pues no se despega del metal.

Es posible revestir la práctica totalidad de los materiales que hay en una vivienda, en las oficinas, en una tienda o un negocio, lo que nos da posibilidades casi infinitas a la hora de cambiar el aspecto de estos lugares sin la necesidad de hacer obras.