lunes, 15 agosto 2022 21:41

Los políticos de Ciudadanos se resisten a renunciar a su sueldo de la administración

Los integrantes de Ciudadanos más que guiarse por una ideología política común, la liberal progresista, demócrata y constitucionalista, como ellos mismo se definen, parece que comparten otros estilos de vida, ninguno quiere renunciar a su sueldo en la Administración. A los políticos de la formación naranja parece que no importarles los colores y posturas que deben defender con tal de asegurarse su salarios público. Ante el hundimiento de partido, muchos de ellos han buscado una salida, un plan B, que en la mayoría de casos ha consistido en pasarse al partido dirigido por Pablo Casado, pero ahora han encontrado una segunda vía de escape en la plataforma España Vaciada.

Las elecciones de Castilla y León han sido el pistoletazo de salida para que los chaqueteros de la formación dirigida por Inés Arrimadas comiencen los movimientos entre los distintos partidos, con la esperanza de ver sus nombres en las listas de las formaciones para los comicios. Los populares son el destino favorito de estos políticos, así en el arca del PP parecen que siempre tienen hueco para incluir a los de Ciudadanos, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, como en las votaciones de Madrid. Castilla y León y sus próximos su llamada a las urnas del próximo 23 de febrero también se ha tornado en un escenario perfectos para estos chaqueteros, quienes no tardaron en poner “ojitos” a Mañueco para que les incluyera en su lista.

Otros en cambio han decido desvincularse de Ciudadanos completamente, y en vez de elegir al grupo que lidera Casado y que ha sido su socio de Gobierno en distintos puntos del territorio español, han puesto el objetivo en otra formación. Así, tras hacerse públicas las listas para los comicios del próximo 23F en Castilla y León, se ha revelado como los nombres de los políticos de Ciudadanos han cambiado de bancada para situarse en la de la plataforma España Vaciada.

Así, la plataforma, cuyo objetivo es lucha contra la despoblación y la fuerza del voto rural, cuenta con listas en distintas provincias, como la de Burgos bajo el nombre de Vía Burgalesa. En esta lista se encuentra José Ignacio Barbadillo, que ostenta el número cinco de la lista, y Gloria Bañeres de la Torre, como la primera suplente. Sin embargo, la provincia que más ha gustado los antiguos compañeros de equipo de Inés Arrimadas es Valladolid. La lista de candidatos para dicha ciudad está copada casi íntegramente por políticos de Ciudadanos.

La plataforma España Vaciada cuenta con María Cristina Blanco Rojo cabeza de lista, que fue exconcejala de Ciudadanos en Medina del Campo y directora adjunta del Gabinete de la Presidencia en las Cortes de Castilla y León. El también ex de los naranjas es Alejandro Estébanez Lázaro será el número tres y Vanesa Pérez Conde irá como número cuatro, quien también cuenta con un pasado en el partido de Arrimadas como tercera candidata a las primarias de Ciudadanos en Castilla y León. La número seis Consuelo Oñate de Mora candidata a la alcaldía por Ciudadanos en el municipio de Alcazarén, Nemesio Barrocal Muñumer fue el coordinador del Grupo Local de Ciudadanos en Villanueva de Duero.

El número ocho de la lista Eloy Manrique Garrote se presentó como candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Mojados, así como María Trinidad Rivera de la Cal que se presentó a la alcaldía de Pesquera de Duero. Por otra parte, Susana Herrera Cea fue, al igual que la cabeza de lista por España Vaciada, edil en Medina del Campo. María Jesús Rodríguez García, Diego Domínguez Sastre, Esther Barrocal Rodríguez, Raúl Tellez Gay, Fernando Fernández Palenzuela también cuentan con un pasado en la bancada naranja mientras que su futuro de viste con los colores de España Vaciada. Así, todos estos políticos han buscando una alternativa ante la perspectiva de hundimiento del partido que dirige Inés Arrimadas, que, además, no se prevé que tenga unos buenos resultados en los próximo comicios de Castilla y León el 23F. Estos dos cuestiones han impulsado la decisión de muchos integrantes de salir rápidamente de la formación.

NO TODOS SON UNOS CHAQUETEROS EN CIUDADANOS

A pesar de que la lista de chaqueteros que huyen de Ciudadanos es muy amplía, todavía queda algún que otro defensor del partido, que se resiste a renunciar a aquello en lo que cree y que defenderá al grupo de Arrimadas hasta el final de sus días o por lo menos lucharán para que el arca del PP no continúe creciendo mediante su absorción. Así, Los últimos mohicanos de Ciudadanos siguen luchan por mantener el partido, como es el caso de Laura Pérez Macho, que presentó su dimisión ante la Mesa de la Cámara debido a las discrepancias con la dirección del partido en Asturias durante los últimos meses y a una operación que el ex secretario de Organización, Francisco Hervías, estaba llevando a cabo para integrar a la formación naranja en el PP. Ante esta iniciativa de integración de Ciudadanos en la formación dirigida por Pablo Casado contaba con el apoyo otro “mohicano”, Armando Fernández Bartolomé. Los dos diputados lucharon para que dicho proyecto no se llevara a cabo.