lunes, 6 febrero 2023 19:39

El alcalde de Zaragoza pagó como fondos covid la versión online de las Fiestas del Pilar

Las Fiestas del Pilar son una festividad marcada en el calendario de los zaragozanos, en la que rinden homenaje a la virgen del Pilar, la patrona de la ciudad, cada 12 de octubre. Sin embargo, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha provocado que el Gobierno de Aragón se viera obligado a suspenderla durante dos años seguidos, tanto en 2020 como en 2021. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón Navarro, no quería dejar a los ciudadanos de su municipio sin esta importante celebración y buscó la forma de sortear la situación que había provocado el virus, eso sí, a costa de los contratos covid. De esta manera, el edil zaragozano registró un contrato tramitado de emergencia para financiar un espacio virtual digital de la ofrenda de flores durante las Fiestas del Pilar del año 2020, en vez destinar este presupuesto a adoptar medidas para hacer frente al avance del Covid-19.

En septiembre de 2020 se hacía oficial la noticia, las Fiestas del Pilar se suspendían por la pandemia, un nuevo mazazo para los zaragozanos que veían como su virgen se quedaba sin su homenaje anual. Pero Jorge Azcón Navarro no se iba a quedar de brazos cruzados y se puso manos a la obra para conseguir mantener ciertos actos típicos de estas fiestas. Además, contaba con los fondos covid, un salvoconducto para los Ayuntamientos de España, que permitía a los Ejecutivos locales implantar medidas para hacer frente al coronavirus y atender las necesidades derivadas del virus. Así, el edil zaragozano coló en esta batería de contratos dirigidos a luchar contra la pandemia del Covid-19 un acuerdo para salvar las ansiadas Fiestas de Pilar y tener contentos a sus ciudadanos y votantes. Una actuación que ha quedado reflejada gracias a un informe sobre fiscalización del Tribunal de Cuentas.

EL SUPREMO ÓRGANO FISCALIZADOR HA SACADO LOS COLORES A JORGE AZCÓN

El Supremo órgano fiscalizador ha sacado los colores a Jorge Azcón y ha dejado constancia de los contratos camuflados que, desde el Ayuntamiento de Zaragoza, han colado en los fondos covid. La Sociedad Municipal Zaragoza Cultural, SAU, registró un contrato tramitado de emergencia el 31 de julio de 2020 que tenía por objeto el «servicio de ideación, diseño y creación de un espacio virtual digital que permita recrear una experiencia completa en la red de la ofrenda de flores durante las Fiestas del Pilar 2020». El acuerdo tenía un presupuesto de 45.000 euros, toda una suma de dinero destinada a mantener el homenaje floral para la patrona de la ciudad aragonesa, que es uno de los actos típicos de las Fiestas del Pilar.

La idea del edil de Zaragoza era mantener la festividad aunque sea a través de una pantalla para que los zaragozanos pudieran disfrutar de ella desde sus domicilios. Para ello, crearon una página web para que, desde un dispositivo electrónico, los usuarios pudieran recorrer la Plaza del Pilar, ver actuaciones en los distintos escenarios, encontrar información turística y dejar flores como ofrenda a la virgen, eligiendo hasta el tipo de flor. Todo ello sin necesidad de salir de casa para evitar las aglomeraciones y un posible foco de contagio. Sin embargo, esta cantidad se debería haber destinado a proteger a los ciudadanos frente a la expansión del coronavirus a través de la adopción de medidas que permitieran combatir el virus. Este acuerdo sobre las Fiestas del Pilar no va dirigido a esta actuación, poder ver la ofrenda floral no permite hacer frente a la situación sanitaria
causada por el Covid-19, una cuestión que ha reflejado el Tribunal de Cuentas en su informe.

Este no es el único contrato que han colado entre los acuerdos tramitados de emergencia para combatir el virus. El Área de Participación y Relación con los Ciudadanos y Unidad de Protección Animal registró un contrato tramitado de emergencia para la contratación de una obra menor de cerramiento inferior de cheniles y zona de cubierta exterior en el centro municipal de protección animal. Este acuerdo fue ejecutado el 30 de abril del año 2020 y con un presupuesto de 4.575,54 euros.  Una actuación que tampoco tiene nada que ver con el avance de la pandemia ni con las medidas para hacer frente a la situación sanitaria.

fotonoticia 20161019114037 1200 1 1 Moncloa

Así, aunque el informe recoge también contratos para la adquisición de material de protección frente al Covid-19, como la mascarillas, guantes, mamparas protectoras u otras medidas necesaria para paliar la situación de la pandemia. También aparecen acuerdos que poco o nada tienen que ver con combatir el virus, la protección de los ciudadanos y profesionales esenciales o frenar el avance del Covid-19. Sin embargo, el edil de Zaragoza decidió incluir entre los contratos tramitados de emergencia algo que no tenía nada que ver con dicha cuestión, pero eso sí las Fiestas del Pilar aunque sea en la distancia se mantuvieron, la virgen tuvo su ofrenda floral y los ciudadanos pudieron rendir homenaje a la patrona de ciudad.