martes, 18 junio 2024

El gerente de una residencia acepta 2 años de cárcel por apropiarse de 68.000 euros de una pareja de residentes

La Audiencia de Valladolid dictará el próximo día 11 de febrero sentencia condenatoria contra el que fuera gerente de la residencia de La Pedraja de Portillo ‘El Albero’, J.D.R, quien ha llegado a un acuerdo para asumir una condena de dos años de cárcel por cargar en las cuentas de una pareja de residentes gastos por estancia y prestaciones muy superiores de los reales.

La sentencia lleva aparejados dos años de cárcel por delito continuado de apropiación indebida, multa de 750 euros, la prohibición para labores de dirección de geriátricos y centros asistenciales durante el tiempo de la condena y la obligación de indemnizar a los herederos de la pareja formada por Isidoro F. y María Dolores E. en la cantidad de 68.102,74 euros, según informaron fuentes jurídicas.

La condena aplica al ya exgerente de la residencia la atenuante de reparación total del daño–al haber abonado la indemnización reclamada– y contempla la retirada de cargos, por parte de la acusación particular, respecto de la que durante la comisión del delito era su esposa.

PUNTO Y FINAL DE UNA CAUSA COMPLEJA

El acuerdo, frente a los tres años y medio que pedía para el acusado el fiscal y los cinco que interesaba la acusadora particular, será rubricado durante la vista que se celebrará el 11 de febrero en la Sección Cuarta de lo Penal y pondrá fin a una causa que llegó a ser declarada compleja por Instrucción 5 y cuya investigación fue prorrogada en varias ocasiones.

J.D.R. era gerente de la residencia ‘El Albero’ y administrador solidario, junto a su entonces cónyuge, de la sociedad ‘Maludán SL’, a la que pertenecía dicho centro residencial.

Tras el fallecimiento del residente Isidoro F, en enero de 2018, sus herederos constataron desvíos de dinero de su cuenta por valor de 14.000 euros entre esa fecha y finales de mayo, lo que los llevó a rastrear en los movimientos bancarios hasta identificar salidas de más fondos. Posteriormente, se observaron devíos similares en la cuenta de su compañera, fallecida en noviembre del mismo año.

Las acusaciones consideraban probado que se cargaron en las cuentas de los residentes Isidoro F.D. y María Dolores E. cantidades muy superiores a las que correspondían por la estancia y prestaciones recibidas por éstos, realizándose dicha conducta a lo largo de varios años (2016 a 2018).

Aunque J.D.R. sostuvo en su momento que se trataba de un préstamo, la Audiencia Provincial, en respuesta a un recurso, ya advirtió de que no puede tomarse en consideración pues no hay documento alguno al respecto, «siendo anómalo realizar este tipo de negocio por el gerente con mayores ingresados en la propia residencia, tratándose en este caso de personas de avanzada edad, padeciendo además Dolores un deterioro cognitivo, y la dinámica comisiva no parece corresponderse con este tipo de negocio jurídico», de ahí los indicios de que los acusados pudieran haber incurrido en un delito patrimonial.

Una de las dos víctimas del acusado, Isidoro F, ya fallecido, fue un militar zamorano que llegó a hacer de extra en varias películas de Stanley Kubrik, entre ellas, de romano en ‘Espartaco’, compartiendo escenario con el mítico Kirk Douglas.