domingo, 16 junio 2024

Unidas Podemos admite que la reforma laboral deja un bache en el bloque de investidura

Unidas Podemos admite que el bloque de investidura atraviesa un bache a causa de la reforma laboral pero confía en reconducir las relaciones, que han quedado tocadas, en próximas fechas para dar salida a la agenda legislativa con los socios preferentes.

También defienden que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha mostrado durante el debate en la Cámara Baja un discurso de estadista que refuerza su perfil, pese a no lograr atraer al ‘sí’ a los partidos de la mayoría progresista para convalidar este proyecto. Así, diversos cargos de la formación ya han dado muestras de respaldo en redes sociales.

Desde el espacio confederal reconocen su decepción con la postura de aliados habituales, que han confirmado su voto en contra a un proyecto que es un hito de legislatura pese a que su apuesta se centró en esos apoyos, frente a la geometría variable. Y especialmente ha dolido la posición de ERC, pues no se entiende su negativa cuando una parte relevante de sus bases proceden del sindicalismo que avaló el pacto del diálogo social.

No obstante, diversas fuentes trasladan que este episodio debe superarse para mantener una relación de confianza, muy trabajada durante los dos años de legislatura y que ha fructificado en acuerdos importantes, como los Presupuestos Generales del Estado.

AGENDA LEGISLATIVA QUE PROPICIA EL REENCUENTRO

De hecho, esas voces insisten en que no se pueden permitir el «lujo» de no seguir avanzando, dado que el objetivo de sacar adelante la reforma se ha conseguido pese a no ser los apoyos deseados. Así, aluden a una agenda legislativa aún por impulsar y con proyectos de claro perfil progresista, donde la vía geometría variable con formaciones como Ciudadanos no será posible.

Entre los proyectos normativos pendientes se encuentran la Ley del ‘Sí es sí’, la derogación de la ‘Ley Mordaza’, la normativa de Memoria Democrática, la Ley ‘Trans-LGTBi’ y otras iniciativas de calado, como el impulso de acometer una reforma fiscal este año, una «prioridad» para Unidas Podemos en la segunda parte del mandato.

Por tanto, enfatizan desde diversos sectores del espacio confederal que la aritmética parlamentaria es clara y de claro cariz progresista, por lo que habrá que volver a hablar y reconducir esa relación de confianza.

De esta forma, se apela también a las palabras de los portavoces de Bildu y ERC en el Congreso, invitando a la colaboración y responsabilidad, pese a la oposición que han suscitado la reforma laboral.

En diversos sectores de Unidas Podemos se muestran más comprensivos con Bildu y existe más malestar con ERC, que ha trasladado reproches políticos directos hacia la vicepresidenta segunda al usar expresiones como que ellos no avalaban «proyectos personalistas». La sensación es que han primado una pulsión partidista de tratar de erosionar a la ministra de Trabajo.

También ha causado incomprensión que los republicanos no atendieran ayer varias convocatorias del Ministerio de Trabajo para sentarse a negociar un documento de propuestas para tratar de sumarles a un voto favorable.

LA POSTURA LÓGICA ERA LA ABSTENCIÓN

Como han ahondado diversos cargos del partido en los días previos, la reforma laboral no suscitaba una postura en contra y que el razonamiento de que era insuficiente, para varias fuentes de la formación, debería haber implicado una abstención.

La postura de los republicanos ha motivado incluso reacciones de presión de la confluencia catalana de Unidas Podemos, pues ayer los comunes ya advirtieron de que no avalar la reforma laboral en el Congreso, podría implicar la retirada del apoyo a ERC en el Parlament catalán. Ayer, la portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Aina Vidal, también deslizó a ERC de que sus decisiones podrían implicar consecuencias.

SITUACIÓN COMPLEJA Y CIERRE DE FILAS CON DÍAZ

También se admite que la situación con la reforma laboral era compleja, pues la legitimidad del acuerdo en el diálogo social vinculaba a buscar salvaguardarlo en el Congreso y que la postura del socio de coalición no dejaba mucho margen para superar diferencias con socios de investidura.

La postura de Unidas Podemos será reivindicar el avance de derechos que suscita este texto y arropar a Díaz por hacerlo posible. Es más, se ensalza su posición de tratar de convencer a sus socios con vistas a sumarlos en una mayoría amplia, como requiere un proyecto de país.

Así, la titular de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, y el coordinador federal de IU y titular de Consumo, Alberto Garzón, han lanzado mensajes en redes ensalzando las virtudes del acuerdo y agradeciendo a la ministra de Trabajo su empeño en conseguirla.

Por otro lado, recalcan que ese desmarque de otros grupos de izquierda les permitirá hacer bandera de los resultados positivos que traerá la reforma en materia de contratación y empleo, desde el convencimiento de que en los próximos meses la tendencia será positiva.