martes, 17 mayo 2022 22:52

¿Cuáles son los precios de las viviendas en España por m2 según la zona?, RealAdvisor responde

Con el objetivo de tomar mejores decisiones a la hora de comprar, vender, alquilar o financiar una propiedad, es esencial conocer su valoración más precisa en el mercado inmobiliario. Llevar a cabo tasaciones es algo necesario para conocer los precios de las viviendas en España y aplicarlo en casos particulares es algo común.

Sin embargo, para un agente inmobiliario profesional es importante conocer el precio promedio del metro cuadrado (m²) de las casas y apartamentos de la localidad en la que se especialice.

RealAdvisor es una plataforma de gran ayuda para agentes inmobiliarios de toda España, ya que muestra los precios medios actualizados de compra, venta y alquiler de casas y apartamentos por m². Asimismo, es posible acceder a datos más específicos como la provincia o municipio donde se encuentre la propiedad y la cantidad de habitaciones.

Precios del m² en España según la zona

De acuerdo con RealAdvisor, para el 1 de enero de 2022 el precio medio por m² de un apartamento en España fue de 1.667 € y de una casa 1.300 €. Entretanto, el alquiler medio por m² se ubicó en 119 € y 84 € en apartamentos y casas, respectivamente.

Si se observan las estimaciones por provincia, Islas Baleares encabeza la lista con un precio medio por m² de 2.800 € en el caso de apartamentos, 2.950 € en casas y 137 € por alquiler.

En contraparte, Ciudad Real cuenta con los precios medios por m² más bajos. En apartamentos, el promedio es de 811 €, en casas 524 € y en alquileres 64 €.

Aspectos que influyen en la valoración de una vivienda

Si bien es cierto que los propietarios desarrollan una relación emocional con la vivienda en la que han residido por años, y las posibles reformas que haya realizado, quizá no tengan el mismo valor para otras personas, hay una serie de factores objetivos que revalorizan una propiedad y que darán mayor o menos valor a esta en las tasaciones inmobiliarias.

Principalmente, una característica que añade valor a la vivienda es su ubicación. Por ejemplo, si cuenta con una buena vista hacia el mar, la montaña o un monumento, si se encuentra cerca del transporte público o si está en marcha un proyecto urbanístico que mejore los espacios públicos.

Por otra parte, un aspecto que favorece la valoración es la posibilidad de ampliar la propiedad o si el terreno vale más que la vivienda y es edificable. Un factor que es más común para sumar valor, ya que depende del propietario, es realizar reformas o remodelaciones que pueden ir desde pintar las paredes hasta sustituir el sistema de energía eléctrica por uno más sostenible.