lunes, 5 diciembre 2022 12:02

José Luis Perea (ATA): «La subida del SMI responde a una carrera política de Yolanda Díaz»

El salario mínimo interprofesional es el nuevo gran proyecto de la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Desde que llegó al Gobierno, la ministra ha tenido muy presentes dos iniciativas por las que trabajar con uñas y dientes: la reforma laboral y el salario mínimo interprofesional. La primera fue aprobada la semana pasada con una votación un tanto polémica gracias al voto por error de un diputado del PP. Mientras que la segunda es la iniciativa en la que está trabajando actualmente la ministra y que ha provocado disparidad de opiniones. La José Luis Perea, secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), en declaraciones a MONCLOA.com, ha afirmado que «la subida del salario mínimo responde a una carrera política de la ministra» y califica este proyecto de «medida electoralista». Aunque no son lo únicos que piensan así, ya que la patronal se han plantado ante la «chulísima» iniciativa de Yolanda Díaz.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social, tras aprobar la ansiada reforma laboral, ya ha pasado al siguiente proyecto: el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). La idea de la ministra es situar esta cifra en 1.000 euros, es decir, 35 euros por encima de la cantidad actual, que se encuentra en 965 euros al mes y que cuenta con el apoyo de los sindicatos, en particular de Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT). Sin embargo, no cuenta con el respaldo de la patronal, quienes ya avisaron de que no se situarían del lado de Díaz en este asunto, debido a que supone un peso más sobre la economía de las empresas y los trabajadores. Así, Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), a las que han seguido otras organizaciones como la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), han rechazado la subida del salario mínimo.

Desde la ata consideran que el salario mínimo incrementará el precio de los servicios y productos finales.

La patronal ha explicado que previsiblemente las empresas no recuperarán los niveles de negocio precrisis hasta 2023. Además, deben soportar presiones crecientes en los costes, a lo que se suma una notable caída de la productividad. Con la nueva subida que pretende llevar a cabo el Gobierno solo contribuirá a aumentar los costes laborales y la presión sobre los márgenes de las empresas. Por su parte, José Luis Perea (ATA) ha asegurado a MONCLOA.com que se trata de un medida que repercute y afecta en especial a las empresas pequeñas. Además, según estima el secretario general de ATA, la subida del salario mínimo va a suponer un incremento de 600 euros para los empresarios, «ya que a los 35 euros al mes hay que sumarle las cotizaciones». Además, ha detallado que este proyecto dificultará la contratación, subirá la cuota de autónomos e incrementará el precio de los servicios y productos finales.

Pero Yolanda Díaz no iba a dejar que medida «chulísima» quedara en nada y ha buscado desesperadamente quien la apoyara. Así, ha encontrado consuelo en Comisiones Obreras (CCOO) y en el sindicato de Unión General de Trabajadores (UGT), quienes han firmado u pacto con la vicepresidenta para sacar adelante esta subida. Así, desde UGT ha calificado como un avance labora, económico y social «incuestionable». Así, la ministra consigue seguir avanzando en su propósito y medida estrella de alcanzar un salario mínimo que suponga el 60% del sueldo medio de España. Este ha sido uno de los grandes objetivo del Gobierno desde que llegó a La Moncloa en 2019, cuando la cifra alcanzó los 900 euros. A partir de ese momento, el salario mínimo ha ido aumentado hasta ahora que busca situarse en los 1.000 euros, todo gracias a sus dos grandes aliados UGT y CCOO.

yolanda diaz

Sin embargo, el coste del incremento del salario mínimo se suma a otros como el aumento en el precio de la gasolina, la factura de la luz y todos los productos industriales, que suponen todo un sablazo a la economía de las entidades. Así, desde que arrancó el año 2021 los precios de distintos productos se han ido acrecentando a los largo del año hasta llegar a diciembre con una cifras abismales y batiendo todos los récords en aumentos. Los precios industriales cerraron el año con un incremento en diciembre del 35,9% respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto supone un duro golpe para las empresas, en especial para las pequeñas y medianas, es decir, las pymes. Un estudio realizado por el Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos en España revela que el 30% de las pymes cerraron el año con pérdidas. Según explican, muchas empresas no han podido recuperar su nivel prepandemia de actividad y más de 700.000 están atravesando serios problemas de liquidez. 

En sentido, Perea ha explicado que el salario mínimo se une a la batería de gastos que los empresarios deben soportar y que continúan aumentado, como los ya dichos precios del carburante o la factura de la luz. Una lista de costes que suponen «una palanca en la rueda para recuperación», un obstáculo para tratar de conseguir recuperarse las dificultades que ha provocado la pandemia. Por ello, considera que no es el momento de llevar a cabo esta medida, ya que está provocando que «ser empresario sea una profesión de riesgo». Así, muestran su rechazo a la «chulísima» iniciativa de Yolanda Díaz de subir el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros, un sablazo más para los empresarios de las pymes.