sábado, 2 julio 2022 07:25

El dólar consolida su revalorización en los mercados

Tras unos años de cotización a la baja frente a otras divisas fuertes, el dólar parece estar preparándose para una revalorización importante. La divisa de Estados Unidos ha comenzado el año con fuerza y ya se sitúa en máximos desde junio del año pasado. En este artículo vamos a repasar cuáles son los principales catalizadores que pueden explicar la fortaleza renovada del billete verde y qué cabe esperar para el futuro más inmediato.

Las expectativas de subidas de tipos de la FED aceleran la revalorización del dólar

La divisa estadounidense está subiendo en buena medida por las expectativas de una postura más agresiva de la Reserva Federal de Estados Unidos (la FED), que podría subir pronto los tipos de interés y hacerlo, además, en sucesivas ocasiones. El aumento de los tipos de interés incrementa el valor de los activos relacionados con el dólar, como los bonos del tesoro y activos similares de renta fija.

Esta revalorización ya se está percibiendo con fuerza en el mercado de divisas (Forex), en el que surgen oportunidades interesantes de invertir al calor de este auge. Por ello, quizá hoy más que nunca, es interesante saber cómo funciona Forex. Es un mercado mundial en el que se operan con pares de divisas. Tiene un valor de negociación diario de 5 billones de dólares. Y es, además, un buen termómetro del vigor de una divisa, como es en este caso el dólar estadounidense.

La inflación estadounidense obliga a la adopción de una política monetaria agresiva

Los datos de inflación de la economía estadounidense fueron alarmantes en 2021, por lo que las autoridades monetarias del país se han visto obligadas a recrudecer su discurso contra la inflación y a adoptar medidas como las subidas de tipos de las que acabamos de hablar, entre otras. Esta situación está dejándose sentir en la actualidad en un crecimiento del dólar frente a las demás monedas mundiales, cuyos bancos centrales todavía no terminan de decidirse por recrudecer sus políticas monetarias para combatir la temida inflación.

La incertidumbre geopolítica en Europa también beneficia al dólar

La crisis generada por el conflicto de Ucrania entre Rusia y la Unión Europea ya está afectando negativamente a la economía europea. Las incertidumbres que acechan al continente están reflejándose en una debilidad del euro frente a otras divisas fuertes como el dólar. Por lo tanto, si el escenario actual se prolonga en el tiempo, no es descabellado pensar en un mantenimiento de la debilidad de la divisa europea en favor de una subida del dólar.


En resumidas cuentas, los signos apuntan a que este año estará marcado por la fortaleza del billete verde. La FED estadounidense parece haberse tomado muy en serio la inflación y está demostrando que no vacilará a la hora de seguir ajustando su política monetaria para contenerla, con la consecuente revalorización del dólar. Sumado a este escenario, nos encontramos con una Unión Europea amenazada por una crisis geopolítica y por una cierta tibieza a la hora de poner coto a los impulsos inflacionistas mediante subidas de tipos de interés. Por lo tanto, todo apunta a que el dólar seguirá brillando con fuerza por el momento.