sábado, 28 mayo 2022 13:58

Isa Serra empuja a Yolanda Díaz a renunciar definitivamente a color morado

A Yolanda Díaz cada vez le da más alergia el color morado y está tratando de desvincularse de él a toda costa. La vicepresidenta y ministra de Trabajo ha dejado claro que le espanta el color morado y desde hace tiempo viene escenificando su divorcio con la formación morada y todo lo que tenga que ver con ella. Y, si había alguna duda sobre este tema, Isa Serra, la portavoz de Unidas Podemos ha resuelto cualquier tipo de duda al respecto. Así, la política ha afirmado que «no creen que la marca sea lo importante, no creemos que las siglas sean lo importante», es decir, todo un guiño a Díaz y a su nuevo proyecto. De esta forma la política de Podemos empuja a la vicepresidenta a que de el salto y renuncie definitivamente al color morado y a las siglas de Podemos en pos de una nueva plataforma, que por lo que parece está en marcha. La titular de Trabajo tiene vía libre.

Las elecciones de Castilla y León han llegado a su fin y los resultados de los comicios que tuvieron lugar el domingo 13 de febrero se han saldado con claros perdedores, entre ellos Unidas Podemos. La formación que dirige Ione Belarra ha cosechado unos resultados desastrosos, con un solo procurador. A pesar de que los datos son similares a los obtenidos en las últimas llamadas a las urnas, en 2019, donde consiguieron dos, no deja de ser un mazazo para los morados, que esperaban sumar más procuradores. Así, tanto el candidato de Podemos, Pablo Fernández, como la portavoz del partido, Isa Serra, han comparecido para valorar los datos y, entre sus declaraciones, Serra ha dejado entrever que están dispuestos a abandonar las siglas y, en especial, los colores, por Yolanda Díaz. Y es que, la política ha asegurado que «no creen que la marca sea lo importante, no creemos que las siglas sean lo importante».

Isa Serra ha afirmado que «no creen que la marca sea lo importante, no creemos que las siglas sean lo importante».

Estas palabras suponen todo un guiño y empuje a la ministra de Trabajo para que finalmente se decida a dar el salto y abandone de una vez por todas el color morado que tanto le espanta. Que Yolanda buscará otro color y otras siglas para ir a las elecciones generales es un secreto a voces en el Gobierno y, si no, ya está Serra para resolver cualquier tipo de duda al respecto. Además, la vicepresidenta no quiere que se asocie su imagen a Irene Montero, Alberto Garzón o cualquier «vieja gloria» de Unidas Podemos, pero sí que puede haber espacio para otros integrantes de la formación. Serra empuja a Yolanda iniciar su nuevo plataforma y desliza su intención a ayudarla y formar parte de ella. De esta forma, le da un impulso para hacer oficial su divorcio con los morados, algo que se venia escenificando desde hace tiempo y con la campaña electoral de Castilla y León se ha acentuado aún más.

Yolanda Díaz

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo se resistido a hacer campaña en Castilla y León porque sabía que era un «caballo perdedor» en esa carrera política, una cuestión que los resultados electorales han corroborado. Y es que, desde el primer momento, Díaz sabía elecciones se presentan como un imposible, donde poco podían hacer para conseguir imponerse en la comunidad. Así, Díaz solo se reservó un hueco en su agenda para hacer acto de presencia en la campaña, pero sin «mojarse» demasiado, ya que fue un pequeño evento en un municipio de Valladolid, Castronuño, que cuenta con una población de 860 habitantes. El acto tuvo lugar el jueves antes de los comicios y acudió acompañada del candidato de la formación morada, Pablo Fernández. De esta forma, la ministra de Trabajo realizó una breve aparición en la campaña castellanoleonesa, más por compromiso que por ganas, y contentó así, en cierta forma, a los miembros del equipo que la presionaban para que acudiera a la comunidad. Sin embargo, a lo que no acudió fue al acto de cierre de campaña, en vez de eso, decidió irse a la gala de los Goya.

Así, la titular de Trabajo ya está manos a la obra para formar su nueva plataforma de cara a las elecciones generales. Lo que está claro es que hará criba. No contará en sus filas con ninguna cara que esté íntimamente asociada al equipo montado por Pablo Iglesias. La idea es renovar el máximo número de representantes de la izquierda con nuevas caras y con colores y nombres nuevos. Y es que, los primeros movimientos ya han empezado para constituir su plataforma en Madrid. Díaz tiene claro el tipo de personas que busca en su equipo y conoce a la persona perfecta para montar la estructura de la formación política en Madrid: Tania Sánchez. La ministra quiere fichar a la diputada para lleve a cabo el trabajo de fontanería de su partido en Madrid. Isa Serra busca que Díaz también la tenga en cuenta para su nuevo gran proyecto y así lo ha dejado ver, matizando que le dan igual los colores y las siglas, mientras sea al lado de Yolanda Díaz.