lunes, 4 julio 2022 13:48

Los mejores 4 juegos de cartas en los casinos

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años
Existe una línea de tiempo continua en los conocidos juegos de carta desde su invención, hasta su presencia en pasando por los juegos de físico. Desde su invención en China en el siglo IX, los juegos de cartas se fueron difundiendo por todo el continente asiático, el Medio Oriente, África y Europa. Hoy en día existen muchos juegos de cartas, también llamados juegos de naipes o de barajas, que están en todo el mundo, desde en un casino en línea hasta en las casas las familias, donde se suelen tener mazos de cartas para pasar tiempo de ocio y hasta hacer apuestas. Y en ese sinfín de posibilidades de juegos, los más famosos son los que encontramos en las cartas de casino; a continuación, te contamos cuales son los más populares y los que más pagan.

Juegos de cartas más famosos en los casinos

Baccarat

Es un juego de azar y no requiere ninguna técnica para ganar. Consiste en un duelo entre el banquero y el jugador, el objetivo del jugador es apostar a cualquiera de los dos y gana el que tenga la mayor cantidad de puntos en base a las cartas. El valor de las cartas es el mismo que reflejan, a excepción del as que vale 1 y las cartas J, Q y K que valen cero.

Blackjack

Es un juego relativamente sencillo. Se trata de un duelo contra el crupier. Se reparten dos cartas destapadas a cada jugador y una al crupier. Gana el jugador que tenga una suma de 21 o el que esté más cerca de este número. En una sola mano se puede ganar mucho dinero.

Keno

Este es otro juego de cartas muy popular y sencillo, bastante parecido a la lotería o al bingo. Al jugador se le entregan unas tarjetas que contienen los 80 números del keno, de los cuales debe seleccionar 20 números, gana quien acierte la mayor cantidad de números escogidos.

Póker

Este juego incluye una apuesta obligada. El póker cerrado, que es el más común, consiste en que cada jugador apuesta a la mano que se les ha repartido de manera aleatoria, con la intención de vencer, fingiendo tener un mejor juego o teniéndolo en realidad. Este juego se hace con una baraja inglesa de 52 cartas sin usar los comodines. Se reparten 5 cartas a cada jugador comenzando por quien está a la izquierda de quien reparte. Cada jugador mira sus cartas para estudiar la jugada y, por turnos, comenzando por el jugador de la izquierda del repartidor, se decide si desea jugar apostando o si quiere pasar. Una vez que un jugador abre las apuestas, el resto no puede pasar, solo pueden igualar, aumentar las apuestas o retirarse. Luego se hace una ronda de cambio donde cada jugador puede cambiar una, dos, tres o hasta las cinco cartas. Gana quien tenga la mayor jugada. Aunque cada casino o mesa puede tener sus propias reglas.