lunes, 6 febrero 2023 10:58

Vuelve Gutiez, el «Mortadelo» de Génova

El mortadelo de Génova ha vuelto. Vuelve Julio Gutiez, un investigador muy conocido y contratado por el Partido Popular. La guerra entre el líder del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid por el PP, Isabel Díaz Ayuso, ha estallado tras darse a conocer un supuesto espionaje de Génova a la líder regional en la noche del miércoles. Y, la persona que la formación popular había elegido para llevar a cabo estas indagaciones era Gutiez. Pero el «Mortadelo» de Génova, como buen maestro del disfraz, escuchó los reclamos del seno interno del partido camuflado de fiel defensor de los barones, para después transformarse en «ayuser» y revelarle toda la información al equipo de Ayuso.

Julio Gutiez Cuevas es el propietario del Grupo Mira, una agencia de detectives privados que ofrece una gran variedad de servicios de investigación a nivel nacional e internacional. Con sede en la calle Princesa, esta empresa cuenta con oficinas en Madrid y Colombia posicionándose como uno de los investigadores privados más conocidos de España. La empresa de Gutiez se dedica a la obtención y aportación de información y pruebas sobre conductas o hechos privados, y de investigar delitos perseguibles solo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal. A parte de dirigir esta agencia de detectives tan cotizada en el Partido Popular, Gutiez Cuevas figura en puestos de dirección de otras cinco compañías que trabajan tanto en Madrid como en Las Palmas de Gran Canaria.

Julio Gutiez ya investigó a otro político del pp, ignacio gonzález

El detective privado es ya bien conocido en el mundo de la política. Y es que, esta no es la primera vez que ha estado involucrado en un lío relativo a este área y, en particular, al Partido Popular de la Comunidad de Madrid. El investigador fue quien indagó acerca de los negocios que el expresidente madrileño Ignacio González tenía en Colombia, en ese momento, vicepresidente. Así, Gutiez reveló los detalles de un viaje clave en la ‘Operación Lezo’, debido a que aprovechaba estas escapadas al país latinoamericano para reunirse con personas con antecedentes penales. Además, finalmente se descubrió que González tenía un botín de 4,6 millones de euros escondidos en Colombia, productos de actividades delictivas llevadas a cabo a través del Canal de Isabel II.

El «mortadelo» de Génova pagó caras estas informaciones acerca de los viajes a Colombia del expresidente, ya que fue acusado por la Comunidad de Madrid de revelación de secretos. Todo ello por dar detalles acerca de dichas escapadas al país latinoamericano. Lo que sí dejó claro el detective privado es que le había contratado «alguna persona molesta con las situaciones que había en las licitaciones de los concursos en la Comunidad de Madrid». El caso es que el mago del disfraz sabe como actuar cuando hay que indagar a los política, ya lo ha hecho en otras ocasiones. Y es que, la especialidad de Gutiez y su empresa es esa, la obtención y aportación de información y pruebas sobre conductas o hechos privados, sacar los trapos sucios, bucear en las profundidades para obtener esos datos que nadie más encuentra.

Ahora, el Partido Popular ha querido que este investigador pusiera en práctica estas habilidades para tratar de encontrar algo con lo que atacar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. De esta forma, el grupo popular utilizó presuntamente a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), un organismo que depende del Ayuntamiento para llevar a cabo dichas indagaciones. EMVS fue la encargada de contratar a Julio Gutiez para indagar acerca de un posible cobro de comisiones del hermano de Ayuso a cambio de contratos públicos. En Génova buscaban encontrar información comprometedora del hermano de la presidenta madrileña, ya que sospechaban que se había llevado una comisión a cambio de otorgarle un contrato público de 1,5 millones de euros a la mercantil Priviet Sportive SL, cuyo administrador podría ser un amigo del investigado.

Sin embargo, el investigador privado se hartó de que en Génova no le dieran lo que habían pactado y se «chivó» al entorno de la líder regional. De esta forma, y al más puro estilo mortadelo cambió el disfraz azul de fiel apoyo a Casado y al seno de Génova, por el de «Ayuser». Gutiez decidió poner a la presidenta de la Comunidad de Madrid sobre aviso de lo que se estaba cociendo en el grupo popular, de la trama que se estaba llevando a cabo contra ella. Un tema que vuelve a poner sobre la mesa la batalla campal que existe entre Ayuso y Casado, una lucha que es bien conocida y que lleva tiempo disputándose. Ahora, vuelve a estallar tras darse a conocer el espionaje de Génova a la líder regional en la noche del miércoles y vuelve a poner sobre el tablero el enfrentamiento, el combate entre ambos.