sábado, 22 junio 2024

Piden 15 años de cárcel a un acusado de intentar violar a su expareja

La Sección Segunda de laPiden 15 años de cárcel a un acusado de intentar violar a su expareja juzgará este martes, 22 de febrero, a un hombre, identificado como S.C.P., acusado de abusar sexualmente, agredir y maltratar a su expareja en Albacete capital, a la que intentó violar, amenazándola con una navaja, después de pegarle en diversas partes del cuerpo. Unos hechos por el que el fiscal pide 15 años y 9 meses de prisión.

Según el escrito de calificación, el procesado, sobre las 9.00 horas del 27 de octubre de 2019, se personó en el inmueble de su expareja sentimental, con la que había mantenido una relación sentimental de algo más de un año de duración, la cual había cesado en el mes de julio de 2019.

El procesado, según el fiscal, accedió al ulterior del edificio, donde permaneció en espera de que su expareja abandonara su vivienda, momento en que S.C.P. aprovechó para abordarla en la puerta de la casa y agarrarla fuertemente del cuello, a la vez que la fue empujando hacia el interior de la vivienda, mientras que, con ánimo de menospreciarla, le gritaba: «Puta, ¿Dónde has estado toda la noche?», conduciéndola hasta su dormitorio, estancia donde la empujó, provocando con ese acto que la mujer se diera primero contra la pared, golpeándose la cabeza, para después caer sobre la cama.

Una vez que la mujer se encontró tumbada en la cama y aturdida por el golpe que acababa de recibir, el procesado, «con ánimo de mostrar su superioridad frente a la víctima mujer y demostrarle que ésta es inferior por el mero hecho de serlo», así como actuando «con ánimo libidinoso y con el objetivo de satisfacer sus más bajos y denostados deseos e instintos sexuales», procedió a desnudarla de cintura para abajo mientras le manifestaba que iba a violarla, según el fiscal.

En esa situación, el procesado, según recoge el escrito, se dispuso a quitarse la ropa que él vestía, si bien, con carácter previo, sacó una pequeña navaja de su bolsillo y, «con ánimo de amedrentar» a su expareja sentimental, se la esgrimió a la mujer, a la cual el procesado manifestó simultáneamente: «¡Cómo te muevas de ahí te mato!».

«Se que te has quedado toda la noche por ahí con otro, te tengo que matar», fue otra de las frases que el acusado, según narra el fiscal, pronunció a la víctima. Tras ello, el procesado comenzó a llorar y pidió perdón a su excompañera sentimental, si bien, instantes después, «su carácter y comportamiento volvieron a tornarse agresivos», hasta el punto que comenzó a propinar diversos golpes a la mujer por todas las partes de su cuerpo hasta que consiguió zafarse del procesado y encerrarse en el cuarto de baño, desde donde logró enviar un mensaje a través de WhatsApp a su madre solicitándole auxilio.

No obstante, la mujer, toda vez que el procesado no cesaba de golpear la puerta del aseo y veía que, al final, acabaría rompiéndola, optó por salir de dicha dependencia, circunstancia que S.C.P. aprovechó para seguir golpeándola en la habitación, no deponiendo en tal comportamiento hasta que oyó la puerta de la vivienda cuando llegó el padre de la víctima en auxilio de la misma, momento en que el acusado huyó corriendo del lugar, llevándose con él el teléfono móvil de la mujer.

MENSAJES AL MÓVIL

De otro lado, con posterioridad a ocurrir estos hechos, el procesado, envió al teléfono móvil del trabajo de la víctima diversos mensajes en los que con ánimo de menospreciarla, en unos, así como de atemorizarla, en otros, le manifestaba: «puta», «calaña y zorra».

Tras los hechos descritos, el fiscal pide para el acusado 9 años y tres meses de prisión por un delito de agresión sexual; un año por un delito de lesiones en el ámbito familiar; otro año más por un delito de amenazas en el ámbito familiar; cuatro años y 6 meses por un delito de robo con violencia o intimidación en las personas en casa habitada; y la pena de multa de tres meses, a razón de una cuota diaria de 12 euros, por un delito leve continuado de injurias y/o vejaciones injustas.