Álvarez de Toledo apuesta por Feijóo para pilotar la transición en el PP y anima a Ayuso a presentarse al congreso

La diputada del PP en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo apuesta por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, para pilotar la etapa de «transición» que, a su juicio, debe abrir la formación hasta la celebración del congreso del partido, una cita a la que, pese a haberse autodescartado, espera que concurra la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Así lo ha señalado en declaraciones en la Cámara Baja, donde ha cargado contra el todavía líder del PP, Pablo Casado, y sus fieles por «atrincherarse» en ‘Génova’ en un ejercicio de «bunkerización», desde su punto de vista, «estéril, autodestructivo y patético».

La ex portavoz del Grupo Popular, a la que Casado cesó en verano de 2020, ha lamentado que el líder del partido no haya actuado con «responsabilidad», «dignidad» ni «patriotismo» y haya preferido mantenerse al frente del PP en lugar de dimitir, alargando la crisis hasta la reunión de la Junta de la Directiva Nacional prevista para la semana que viene para convocar un congreso que considera «urgente».

CASADO, ESTÁ FUERA DE LA REALIDAD

También ha criticado que haya convocado para este miércoles a los presidentes regionales del PP pero haya dejado fuera de esa cita a Ayuso porque es presidenta de comunidad pero no preside el PP madrileño. «Es absurdo», ha deslizado.

Para Álvarez de Toledo, Casado está demostrando estar fuera de la «realidad», de lo que quieren «los militantes, los votantes y los propios cargos del partido» que, a su juicio, «están unidos en un clamor para iniciar una nueva etapa en el partido» que les permita «derrotar» a Pedro Sánchez.

La diputada ‘popular’, miembro de la FAES de José María Aznar, de la Junta Directiva Nacional del partido debe salir una convocatoria de congreso y la persona indicada para tomar las riendas del PP hasta ese cónclave es Núñez Feijóo.

FEIJÓO, EL «ADULTO EN LA HABITACIÓN»

«No me cabe la menor duda de que esa etapa de transición la tiene que pilotar Núñez Feijóo, que es el adulto en la habitación, en una etapa de gran puerilidad en la dirección del partido», ha dicho, casi parafraseando el ‘Política para adultos’ recientemente publicado por el ex presidente Mariano Rajoy.

Preguntada si estaría dispuesta a integrarse en el equipo que elija el gallego para esa tarea, Álvarez de Toledo ha subrayado que «por supuesto» está «dispuesta a trabajar para construir una alternativa».

«Todos tenemos que ayudar para construir esa alternativa y llegar al Gobierno. Eso es lo que nos debe preocupar y no la innoble guerra interna», ha dicho, haciendo hincapié en que, aunque ahora la militancia observa con «horror» el «espectáculo» que están dando, aún se está a tiempo de lanzar un proyecto para desalojar a Pedro Sánchez de La Moncloa.

A su juicio, con Casado al frente del partido «no ha habido ideas» y ha «faltado un proyecto». «No ha habido coraje para defender los principios del partido y eso es lo que tenemos que revertir», ha enfatizado.

Además, ha dejado claro que, desde su punto de vista, el «detonante» de esta «crisis final» fueron las «graves acusaciones de corrupción» que Casado lanzó «sin pruebas» el pasado viernes contra Ayuso, actuando como «un pequeño inquisidor» y un «populista». «Eso no se puede hacer, no lo podemos permitir», ha alertado.

En este punto, ha recriminado al aún presidente del partido que, en lugar de aprovechar el éxito de Ayuso en las elecciones madrileñas del año pasado para «llegar de su mano a Moncloa» se haya dedicado a «intentar destruirla con malas artes».

Respecto a la investigación que va a llevar a cabo la Fiscalía sobre la vinculación del hermano de Ayuso con contratos de la Comunidad de Madrid, la ex portavoz parlamentaria ha indicado que la presidenta ya ha entregado toda la documentación pertinente.

«Pero si hay alguien esperando que la Fiscalía le pueda salvar una dimisión se equivoca radicalmente. El divorcio entre la dirección y la base electoral del centro derecha es irreversible», ha apostillado, mirando de nuevo a Casado.

SALUDA LA DIMISIÓN DE ALMEIDA

En este contexto, Álvarez de Toledo ha ensalzado a Ayuso como «uno de los grandísimos valores del centro derecha español» y, aunque ella insiste en que su sitio está en Madrid, la diputada no pierde «la esperanza» de que compita por el liderazgo del partido en el congreso nacional, al que, como fijan los estatutos, «cualquier persona se puede presentar».

Pero, con independencia del número de candidaturas que concurran y de quiénes las encabecen, la diputada ha remarcado la necesidad de conformar una «alternativa política, ideológica y cultural a lo que representan Pedro Sánchez y sus aliados».

Por último, Álvarez de Toledo ha saludado la dimisión como portavoz nacional del PP del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. «Ha hecho bien, tiene que ocuparse de la alcaldía y de fortalecer el partido en Madrid y el Gobierno de la ciudad», ha comentado.