jueves, 7 julio 2022 05:41

Mercedes González presume de ser la elegida de Sánchez y da por hecho que será candidata en Madrid

La delegada del Gobierno en Madrid está de enhorabuena. Mercedes González ha convencido a Moncloa y ya da por hecho que será la próxima candidata al Ayuntamiento de Madrid. Nadie en el PSOE se atreve a discutir la decisión, pese a que no todos están de acuerdo con que la delegada sea la representante del partido en la capital. Hasta el momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha estado muy fino a la hora de elegir los cabezas de lista en la capital, pues Pepu Hernández ha dejado un insípido sabor de boca. Pero aún así, Sánchez sigue empeñado en que sea Mercedes la elegida para batirse con José Luis Martínez Almeida. Ella, al menos, lo da por hecho. “Es íntima amiga del presidente”, detallan fuentes de Moncloa a este medio.

Mercedes González lo sabía (y así se lo aseguraba a su equipo más estrecho) desde el momento en el que la dieron el cargo. Será la candidata socialista en Madrid y la elegida para batirse con Almeida. La socialista tiene un aval que nadie en el PSOE se atreve a contestar: es “amiga” de Sánchez y la designada por Moncloa para este cargo. Ella así lo sabe y así se lo reconoce con orgullo a su entorno más íntimo, tal y como ha podido saber MONCLOA.com. La estrategia de Sánchez ha sido sencilla, quería imitar la trayectoria de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y utilizar la Delegación del Gobierno como trampolín y foco mediático para hacer “alcaldable” a Mercedes.

En el PSOE dan por hecho que Mercedes será la candidata. Nadie lo discute. Y no lo hacen porque Moncloa ha tomado la decisión. Ser “amiga” del presidente es aval más que suficiente para serlo. Pero que ella lo reconozca abiertamente en petit comité significa, a ojos de fuentes de Ferraz, que está todo decidido. Pocos se imaginan otra candidatura.

Mercedes González es la delegada del Gobierno, también, por decisión directa del presidente. Sánchez paga la lealtad con cargos (que se lo pregunten a Margarita Robles). Y González ha sido una socialista leal al presidente incluso en los momentos más duros. En el PSOE han dejado claro que la propia Mercedes ya se prepara para una campaña electoral en una ciudad que se conoce bien. El hecho de que sea íntima amiga del alcalde tampoco será un problema para la candidatura de Mercedes González. La decisión está tomada, a falta de algunos flecos sueltos.

Mercedes reconoce abiertamente que será la candidata al Ayuntamiento de Madrid

Desde Ferraz lo dejan claro: Mercedes reconoce abiertamente que será la candidata al Ayuntamiento de Madrid. Lo hace antes incluso de que se nadie haya anunciado nada. Algunos especulan con la posibilidad de que Sánchez se lo haya asegurado directamente a ella y otros entienden que la sola amistad estrecha con el presidente del Gobierno es suficiente para que no haya discusiones. Es la primera vez que no hay ninguna quiniela en Madrid. Solo la concejala Enma López tiene la suficiente ambición como para plantearse batir a Mercedes porque entiende que no tiene muchos apoyos en el partido, pero nadie da un duro por ella.

La decisión la tiene que tomar el flamante secretario general del PSOE, Juan Lobato. Pero nadie es tan “ingenuo” en Ferraz para considerar que Lobato llevará la contraria a Moncloa para iniciar una guerra interna sin sentido. El secretario general no ve con malos ojos a Mercedes. De hecho, la considera una “gran” candidata, tal y como ha reconocido en ocasiones. Tampoco niega que González será la nueva Pepu Hernández, pero es un terreno en el que aún no ha entrado dado que tiene otras prioridades por el momento. Aún así, esta falta de comentarios por parte de Lobato han animado a Mercedes a creerse el puesto que aún no tiene.

La decisión se tomará y anunciará el año que viene. A Mercedes le queda tiempo como delegada del Gobierno, aunque la campaña electoral ya ha empezado. Desde Ferraz detallan que cada aparición pública de la delegada está cubierta por los medios a conciencia dado que son actos electorales preliminares. Por el momento, el PSOE de Madrid trabaja duro por mantenerse a flote, pero intuyen que las llaves del partido tendrán que entregárselas a Mercedes González sin protestar. Convenza o no convenza a quienes ahora dan la cara por el partido en los Plenos del Ayuntamiento de Madrid.

La discreción, detallan fuentes del PSOE, no está siendo la característica más llamativa de González dado que todo el partido sabe ya que será la candidata. Mientras que en la Comunidad de Madrid se mantiene el misterio, en el Ayuntamiento no hay dudas porque ella misma presume de ser la elegida de Sánchez y de su “amistad” con el presidente. Nadie lo discute. Y aunque preguntes en el PSOE de Andalucía, te responden lo mismo: la candidata será Mercedes. Los comentarios en petit comité de González han llegado a todos los recovecos del país. Y como no puede ser de otro modo, desde el partido ya la desean suerte en su nueva aventura electoral. Eso sí, ni primarias ni elecciones: dictadura coreana.