lunes, 15 agosto 2022 02:15

El entorno de Feijoo no se fía de Ayuso y temen que se presente al congreso por “aclamación popular”

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, no las tiene todas consigo para ser el próximo líder del Partido Popular. Casi todos los barones (por no decir todos) le han expresado su apoyo para que lidere la transición y para que esté al frente de una nueva etapa para la formación conservadora. El problema es que pese a que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha comprometido a no presentarse al congreso nacional del PP para allanar el camino de Feijoo, desde el entorno de Ayuso aseguran que no confían en su palabra. “En tres días puede cambiar todo. Mira lo que ha pasado con Casado”, detallan fuentes del Partido Popular. Hay varias cuestiones sobre la mesa: Feijoo aún no es presidente y la militancia tiene claro, en su mayoría (y tal y como indican sociólogos consultados por este medio) que quiere a Ayuso al frente.

Desde el entorno de Feijoo son cautos. Su equipo aún no tiene claro si se trasladará a Madrid o no. Estas mismas fuentes detallan que, efectivamente, Ayuso se comprometió por teléfono con Feijoo a no ser un obstáculo para sus intereses. Pero ellos mismos insisten también en que “no tenía otra opción” si el objetivo era “echar a Casado”. El primer paso se ha dado y la anterior cúpula del PP liderada por Pablo Casado y Teodoro García Egea, esa misma que ha intentado todo lo posible para someter a la presidenta de la Comunidad de Madrid, está fuera. Ahora llega la segunda fase y Ayuso espera que el congreso del PP de Madrid se celebre para convertirse en presidenta de la formación en la capital a falta de da nuevos pasos. Y son esos nuevos pasos los que hacen temblar a más de uno.

Miguel Ángel Rodríguez tiene intención de asaltar la Moncloa mucho antes de lo que Feijoo querría

Las fuentes destacan que, pese a que Feijoo cuenta con el apoyo de los demás barones, la militancia es “otro cantar”. El apoyo a la presidenta autonómica entre las bases populares arrasa, algo asegurado por sociólogos de prestigio consultados por MONCLOA.com. En el PP lo saben y entienden que el proyecto político de Ayuso pasa por ser presidenta del Gobierno “en algún momento”. Pero temen desde el entorno del presidente de Galicia que ese momento sea ahora. Pueden pasar muchas cosas y sobretodo aseguran que el director de gabinete de la presidenta autonómica, Miguel Ángel Rodríguez, tiene intención de asaltar la Moncloa mucho antes de lo que Feijoo querría.

Esta falta de confianza no solo se basa en que no confíen en la palabra de Ayuso, sino que entienden que hay gente “interesada” en que el presidente de Galicia no llegue al frente de la formación. Los dossieres de imágenes del presidente gallego junto a personas como Marcial Dorado, condenado por narcotráfico, podrían salir a la luz de nuevo y complicar la vida y las pretensiones políticas del presidente de Galicia. En cualquier caso, lo que detallan es que falta mucho tiempo para que se celebre el congreso y que pueden darse muchos cambios inesperados. Y en cualquier de ellos, Ayuso puede dar el salto y presentarse siempre que no tenga claro hacerlo ya.

Estas mismas fuentes insisten en que Ayuso no quiere “eternizarse” en la Comunidad de Madrid porque ahora está en un buen momento político. La pandemia la ha convertido en una líder referente y los memes en el Whatsapp interno del Partido Popular sobre cómo Ayuso ha acabado con la carrera política de Pablo Iglesias y de Pablo Casado en menos de un año circulan con cada vez más frecuencia. “Ahora toca Sánchez”, detallan nuevos mensajes. A la pregunta de quién sería mejor candidato para fajarse con Sánchez en unas generales, muchos consideran que Ayuso, precisamente porque cuenta con el apoyo de los militantes y porque su estela política es mucho más llamativa que la del gallego.

Feijoo seguirá su hoja de ruta porque siente que tiene el apoyo del aparato del partido. Solo confía, dicho desde su entorno, en que las comisiones cobradas por el hermano de Ayuso den más coletazos para que la ambición de la presidenta esté controlada. Sin embargo, parece que poco importa dado que en Génova comentan cada vez con más frecuencia que pese a que estéticamente no haya quedado “bonita” la situación, lo cierto es que no hay ilegalidad en el negocio. Feijoo espera que todo salga bien, pero tener a Ayuso delante es una mala enemiga que podría echar por tierra todos sus planes. Total, llenó la calle Génova sin pedirlo y revolvió a los militantes del PP contra el propio presidente en cuestión de días. Qué no podrá hacer en meses…