jueves, 2 febrero 2023 11:44

Alrededor de un millar de personas muestran su solidaridad y apoyo en Logroño con el pueblo ucraniano

Alrededor de un millar de personas han secundado este domingo una concentración en la plaza del Mercado de Logroño en apoyo y solidaridad con el pueblo ucraniano contra la invasión rusa.

Los ciudadanos han respondido así a una convocatoria emitida por las redes sociales y a través de grupos de Whatsapp enviada por la ucraniana, Anna Dzjoubenko, que reside en la capital riojana desde hace unos años.

En ella, explicaba, «soy de Kiev, mi familia está ahora mismo encerrada en casa con los tanques rusos debajo». «Lo que se está viviendo en este momento es una masacre a un pueblo con la cual no está de acuerdo nadie en el mundo excepto un loco».

Además, en el mismo texto ha querido agradecer «vuestro apoyo en estos días tan difíciles, os aseguro que para mi familia está siendo algo tan horrible que no tengo ni palabras para describirlo. La impotencia y la situación es desesperante».

Ya en la plaza del Mercado, los asistentes han portado banderas ucranianas y pancartas en las que se pedía la paz y han gritado: ‘No a la guerra’. Además, durante el acto -que ha comenzado sobre las 12,00 horas- muchas personas han querido expresar, a través de un micrófono abierto, sus situaciones personales agradeciendo, además, el apoyo a la convocatoria. Rotos por aplausos y cánticos del país, la cita ha ido congregando a cada vez más personas que han querido mostrar su solidaridad con el pueblo ucraniano.

En una intervención con los medios de comunicación, Anna Dzjoubenko ha explicado que lleva en España más de diez años y está casada con un riojano. Además de sentirse abrumada por la respuesta riojana, Dzjoubenko ha asegurado que esta convocatoria se elaboró «de forma muy rápida pero queríamos hacer algo. Solo somos cinco personas ucranianas aquí en Logroño y queríamos juntar a la gente, amigos, vecinos… para mostrar el apoyo a Ucrania. La verdad es que es un placer ver que hay mucha gente que nos apoya».

Como ha reconocido, además, la situación «está siendo de mucho estrés desde el principio, desde que empezaron las mentiras del presidente ruso». «Se veía venir, aunque la tensión siempre ha estado ahí desde los últimos ocho años, y hemos intentado que nuestra familia viniera pero no han querido dejar sus hogares, sus animales… se han quedado para apoyar a la gente allí».

«Allí está mi madre, su marido y la madre de él. Hablamos varias veces al día pero no quieren dar muchos detalles, les vemos por videollamada, tienen provisiones… y de momento su edificio, ubicado en una zona residencial de Kiev, está en pie pero sí que nos dicen que oyen muchos ruidos y bombardeos pero de momento no les han atacado».

«SOMOS HERMANOS»

En el acto también ha tomado la palabra, la ucraniana Anastasia quien ha explicado que su madre, que vive allí, «lleva ya tres días sin luz».

«Espero que salga todo bien y que la gente pueda salvarse. Se tienen que salvar», ha dicho.

«Tenemos que rezar por Ucrania y hacer todo lo posible porque la situación es muy difícil cuando tu familia y tus amigos están en Kiev. Se sufre mucho. Yo tengo ganas de volver a Kiev para apoyarles pero me han dicho que de momento mejor no».

Como ha explicado, Anastasia lleva ocho años en España y está casada con un ruso. «El corazón de mi marido está con Ucrania, somos hermanos, la información que da Putin no es correcta. Él dice que está salvando a la población rusa pero mis suegros son rusos y viven felices en Ucrania… no es problema de nosotros, es problema de políticos y de la formación que tiene en sus casas».