jueves, 2 febrero 2023 12:15

Valencia acoge a familias ucranianas y un grupo en viaje de estudios que no puede volver al país

El Ayuntamiento de València, en colaboración con otras entidades, está prestando atención a unas 90 personas procedentes de Ucrania que abandonaron en las últimas semanas el país ante el inminente conflicto con Rusia y a ellas se acaba de unir un grupo de jóvenes que se encontraba en viaje de estudios por España y que, tras la invasión ordenada por Vladimir Putin, no puede volver a su país.

Todos ellos viven la situación con gran inquietud y miedo, aunque la acogida y la posibilidad de estar juntos y con traducción les esta ayudando a sentirse más integrados y sobrellevar la situación.

Así lo ha explicado la concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración del Ayuntamiento de València, Maite Ibáñez, que ha visitado este domingo a estos ciudadanos ucranianos en el Casal d’Esplai en Rocafort.

«Desde la concejalía de Cooperación y Migración les hemos mostrado todo nuestro apoyo y cariño en estos momentos tan duros», afirma la regidora.

Ibáñez ha comentado que el perfil prioritario de las personas en acogida en estos espacios es el de familias con menores a su cargo y que en las últimas semanas se ha recibido a unas 90 personas que pudieron llegar a la capital valenciana huyendo de la situación prebélica y antes del cierre del corredor aéreo.

Además, el pasado vienes se tuvo conocimiento de que un grupo de estudiantes que se encontraba de viaje por España había contactado con Cruz Roja al sorprenderles en València el ataque ruso lanzado contra su país.

CONTACTO CON FAMILIARES

Tras proporcionarles techo, los servicios de un traductor y ayuda psicológica, los chicos y chicas han conseguido contactar con sus familias, que les han pedido que no regresen de momento a Ucrania. Uno de los jóvenes ha podido hablar con sus familiares desplazados a Italia, estado al que han huido.

«Tienen miedo, pero el hecho de estar juntos y de haber podido saber de sus familias les ha tranquilizado», ha comentado la edil de Cooperación, que ha declarado que se les continuará dando ayuda mientras lo necesiten y de acuerdo a la evolución de los acontecimientos.

Maite Ibáñez se ha referido también a la situación de dos jóvenes rusas, también en acogida debido a su condición LGTBI. La edil ha conversado con ellas y le han trasladado su preocupación por que la invasión genere un odio generalizado hacia el pueblo ruso.

Las chicas han compartido con la edil valenciana que Vladimir Putin «no las representa» y s han mostrado «muy preocupadas» por sus compatriotas rusos y también por los ciudadanos ucranianos.