lunes, 4 julio 2022 15:15

Cataluña envía un vehículo para repatriar catalanes y no se suben ni los ucranianos

Desde que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, decidió colocar a miles de militares en la frontera del país ucraniano, muchos de los ciudadanos residentes en dicho territorio decidieron huir ante la posibilidad de que finalmente las tropas rusas entraran en Ucrania. Así, los gobiernos de los distintos países empezaron a tramitar el retorno de sus ciudadanos. Y la Generalitat de Cataluña no iba a ser menos y tratando de desmarcarse del Gobierno de España ha decidido enviar un vehículo para repatriar a los catalanes que se encuentren en suelo bélico. Sin embargo, para sorpresa del Ejecutivo catalán nadie ha querido montarse en el transporte, según ha adelantado ‘El Debate’. Todo ello a pesar de que Putin y sus tropas no han cesado en el avance y la invasión de Ucrania, bombardeando y arrasando todas las ciudades por las que han ido pasando. Pero, ni con dicha situación, los catalanes quieren regresar a su ciudad, ni ellos ni los ucranianos.

La consejera de Exteriores de Cataluña, Victòria Alsina Burgués, ha explicado que tienen localizadas a veinte personas, aproximadamente, de origen catalán. Por este motivo, el gobierno de Cataluña ha decido enviar un vehículo para facilitar el retorno de sus ciudadanos, quienes actualmente se encuentran en medio de pleno conflicto entre Ucrania y Rusia. El transporte ha sido situado en la frontera con Polonia, según ha anunciado Alsina. Sin embargo, este movimiento e iniciativa ha sido totalmente inservible e inútil, dado que ningún catalán ha solicitado al gobierno de su ciudad de procedencia ayuda para poder salir del territorio ucraniano. Es decir, el Govern se ha gastado un dinero en una medida que no ha servido de nada, ya que nadie ha querido subirse al coche. Una medida que ha sido gestionada por la delegación de la Generalitat en Europa Central.

Y es que, ya no solo es que ni siquiera los ucranianos quieran hacer uso de ese vehículo, es que Cataluña no tiene competencias para repatriar a los catalanes que se encuentran en dicho territorio. Esta es una cuestión que la propia consejera de Exteriores ha explicado. Por este motivo, han tenido que elaborar un plan alternativo que no implique pisar el país ucraniano, algo que no podrían hacer. Así, el Ejecutivo catalán ha trasladado un vehículo desde la comunidad española hasta la frontera de Polonia, para que todo ciudadano catalán que lo desee pueda hacer uso de él. Sin embargo, hasta el momento ninguno de los veinte ciudadanos catalanes que se encuentra allí ha solicitado su retorno por esta vía.

Esto se debe a que se trata de un rescate a medias, ya que para poder usar dicho transporte es necesario llegar a la frontera que une Ucrania y Polonia. Toda una travesía y en medio de una guerra, que ya se ha cobrado la vida de cientos de personas. Sin embargo, al Gobierno catalán le parece un medida estrella y una gran idea de su Ejecutivo el obligar a los catalanes en suelo ucraniano a cruzar todo el país para poder regresar a territorio español. Por ello, resulta evidente que los catalanes hayan declinado la oferta de coger este vehículo, ya que ello podría incluir que tienen que arriesgar cruzando un país en medio de una guerra.

Otra de las iniciativas del Govern para ayudar a sus ciudadanos a regresar a “casa” ha sido activar varios mecanismos de comunicación. Así, según ha compartido la Consejería de Exteriores de Cataluña, han puesto en marcha varias vías de contacto con la Generalitat para los para los catalanes y catalanas que se encuentren en Ucrania. Se trata de un correo electrónico: [email protected], para contactar con el Departamento de Acción Exterior y Gobierno Abierto. O también se puede contactar a través de un teléfono móvil: 0034 93 214 21 24. Dos vías que pueden utilizar los ciudadanos que se encuentren en territorio ucraniano para ponerse en contacto con el gobierno catalán.

El retorno de los españoles es una cuestión en la que lleva tiempo trabajando el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares. Por eso, el titular de Exteriores, ante el aumento de la tensión en Ucrania, recomendó a los españoles regresar a España y se puso a trabajar en una hoja de ruta a seguir en el que caso de que, como ha pasado, Putin decidiera invadir Ucrania. Y es que, según aseguró Albares, un total de 500 españoles se encontraban en suelo ucraniano cuando comenzó la tensión con Rusia. Además, antes de que Putin decidiera invadir el país, 100 de ellos había huido del país empleando distintas vías, ya que en ese momento todavía se encontraban abiertas y funcionando con normalidad las líneas aéreas y carreteras. El titular de exteriores calculaba en ese momento que un 40% de los españoles  ya se encontraba en trámites o fuera de Ucrania. 

Finalmente, este lunes recibió a otros 106 ciudadanos españoles evacuados por avión desde Cracovia, aunque todavía hay otros 40 que han decidido permanecer en Polonia. ​El vuelo fue puesto a disposición por el Gobierno para los nacionales que llegaron en convoy terrestre desde Kiev a Polonia. Una vía de escape que implicada su traslado por el territorio ucraniano hasta Polonia y su posterior regreso vía aérea hasta España. Al contrario que el plan catalán que solo implicaba su recogida una vez que ya estuvieran en suelo polaco.