viernes, 27 enero 2023 18:29

Para comer como en Andalucía: los mejores bienmesabe de Madrid

El bienmesabe es uno de los aperitivos favoritos de los andaluces, pero ha ido ganando fuerza en Madrid. Aquí te presentamos los mejores restaurantes para degustar este manjar.

  • El bienmesabe es uno de los aperitivos favoritos de los andaluces, pero ha ido ganando fuerza en Madrid.
  • Aquí te presentamos los mejores restaurantes para degustar este manjar.

El cazón con adobo o bienmesabe es uno de esos aperitivos que ocupa un sitio de honor en la gastronomía española; y está de lujo cuando se desea disfrutar de unos tragos. Así como las patatas bravas y los chorizos a la sidra son de los más consentidos, el bienmesabe no se queda atrás y sobre todo en Andalucía, de donde es tradición, se le disfruta con total devoción.

Para que los que viven en Madrid no se queden sin probar este delicioso manjar, aquí te presentamos los mejores sitios para degustarlo como si estuvieras en tierras andaluzas.

Candela Restaurante

Madrid
Candela Restaurante

Situado en la calle Uruguay 1, en pleno barrio de Chamartín, Candela Restaurante se ha consolidado como uno de los restaurantes de referencia en la capital. Los amantes de la buena gastronomía aquí el sitio ideal para relajarse y picar algo como una ensaladilla rusa, sus patatas bravas con salsa kimchy o su delicioso bienmesabe malagueño con ensalada de asadillo de pimientos rojos.

Candela Restaurante cuenta con dos ambientes diferenciados. En la planta superior o planta calle se encuentra la zona de barra, con mesas altas y pantallas para ver el fútbol. Aquí funciona, en horario ininterrumpido, una carta de formato más informal que permite disfrutar de un tapeo de calidad en buena compañía. La terraza en la parte exterior es idónea para tomar una caña, ahora con estufas para combatir el frío del invierno.

Para los amantes de la coctelería, Candela Restaurante no defrauda. Se pueden encontrar desde lo más clásicos a otros más innovadores, como el mojito de melón, que te hacen recordar, casi sin querer, los míticos chicles que muchos devoraban a la salida del colegio. Además, su personal, solícito y siempre dispuesto a generar una experiencia única, es capaz de crear, en el momento, nuevas combinaciones ajustadas a los gustos personales de cada cliente.