sábado, 2 julio 2022 01:31

Gobierno Vasco recuerda que la acogida a menores debe hacerse con seguridad jurídica y control público

El Gobierno Vasco ha advertido que la acogida a menores de edad deben hacerse con seguridad jurídica, máxima protección y con control público, al tiempo que desaconseja ir a recoger a título particular a refugiados de Ucrania sin vínculo previo con Euskadi o con entidades que trabajen sobre el terreno.

El Ejecutivo ha dado a conocer este sábado un documento en el que aclara dudas sobre la acogida en Euskadi de personas refugiadas de Ucrania y abarca cuestiones como el plan de contingencia y las iniciativas solidarias.

En este sentido, el Ejecutivo desaconseja ir a recoger a título particular a personas adultas sin relación familiar o vínculo previo con Euskadi o con entidades que estén trabajando sobre el terreno.

Según señala, la solidaridad ha de ser “efectiva y organizada”, para garantizar los derechos de las personas y su protección, evitando riesgos a quienes reciben la ayuda y a quienes la ofrecen.

Asimismo, subraya que no se debe trasladar a personas menores de edad no acompañadas ni a las acompañadas que carezcan de autorización de sus tutores legales, de tal forma que los traslados y acogidas a personas menores de edad deben hacerse con seguridad jurídica, máxima protección y con control público. “Nunca sin la autorización de sustutores legales”, subraya.

Por ello, aconseja que si se conoce a alguna persona o familia ucraniana que quiera trasladarse a Euskadi desde un Estado miembro de la UE fronterizo con Ucrania, se comunique a una entidad o en el [email protected]

Asimismo, expresa que “por el bien de las personas a las que se quiere ayudar”, es necesario que las instituciones “sepan con antelación cuántas serán las personas que llegarán a Euskadi por esta vía, de qué edad o perfil, con qué necesidades o si cuentan con familiares o allegados en nuestro país”.

IMPULSOS “DESCOORDINADOS”

“La voluntad de solidaridad merece una valoración positiva, pero es muy importante que esa voluntad no se plasme en impulsos descoordinados o realizados por cuenta propia o de manera particular, sin comunicación con las instituciones. Por este motivo, es necesario que este tipo de ofrecimientos se comuniquen con antelación al correo electrónico a [email protected]”, reitera.

Además, recuerda que si se quiere ceder una vivienda se comunique en el citado correo electrónico y se detallen las condiciones de la misma. “En este momento se necesitan principalmente viviendas equipadas para la vida cotidiana de una familia”, reconoce, para añadir que si el ofrecimiento de vivienda es para compartirla y convivir con las personas refugiadas también debe precisarse este extremo.

En lo que respecta a ropa o alimentos, se recomienda donarlo a organizaciones con presencia o contactos en el país o zona de destino, mientras que las donaciones económicas se deben también dirigir a entidades que ya están trabajando, bien sobre el terreno, o bien en materia de acogida y ayuda humanitaria, en los números de cuenta facilitados por estas organizaciones.