sábado, 2 julio 2022 14:15

Adrián Miguez Ortigosa, CEO de ALL FOR BOX, emprendedor por excelencia

Mantener una conversación con Adrián Miguez Ortigosa es sinónimo de entablar diálogo con una persona cercana, afable y, ante todo, con la cabeza muy bien asentada. Un joven y capacitado empresario el cual no tiene la menor duda en reconocer de dónde viene, pero sobre todo a dónde quiere llegar.

Desde que creó su firma ALL FOR BOX hace dos años, este polifacético emprendedor se ha sumado al reducido y exclusivo grupo de startups que avanzan con paso firme y sin pausa en el competitivo mundo de los centros deportivos y gimnasios. 

Empresario valiente y profesional riguroso

Como todo en la vida, los comienzos nunca suelen ser fáciles y más aún cuando un emprendedor se lanza a la aventura empresarial con todo lo que tiene, en una época sumida por la pandemia y un Covid que aparentemente no dejaba despegar ninguna nave del hangar industrial español. Veinticuatro meses después de la fundación de su firma y junto a un equipo multidisciplinar técnico de profesionales con un alto bagaje en sus respectivos campos, Adrián Miguez empieza a recoger la cosecha sembrada y a repartir producto por toda la geografía peninsular en formato de franquiciados exclusivos ALL FOR BOX.

“Fue muy duro desde el principio, pero los empresarios somos los encargados de levantar un país y, en esta ocasión, nos tocó hacerlo. En pleno Covid-19 decidí crear ALL FOR BOX como un modelo revolucionario dentro del sector de los centros deportivos, ante los obsoletos sistemas de macrocadenas de gimnasios, las cuales utilizan estructuras arcaicas u ofrecen franquiciados a precios desorbitados y con los cuales un emprendedor, además de hipotecarse hasta la médula, puede buscarse literalmente la ruina o una bancarrota permanente a la primera de cambio”, comenta Miguez.

Cuando este agente comercial de profesión y artista marcial de formación comenta sus ideas lo hace bajo la experiencia de haber pasado por ellas y saber de lo que habla. Desencantado de estas fórmulas de trabajo, en las cuales el emprendedor casi ha de ser millonario para comenzar su actividad, ALL FOR BOX ha introducido un innovador sistema de asociación corporativa donde el franquiciado precisa de una inversión mínima para obtener beneficios tangibles, sin tener que acudir a un banco para solicitar en ocasiones decenas de miles de euros.

Innovación, fitness, boxeo y vida saludable

La formación adquirida durante años en materias corporativas como el marketing, publicidad o jefe comercial ha sido una apuesta segura y piedra angular del éxito de ALL FOR BOX, aunque no ha sido lo único. Miguez, deportista desde la más tierna infancia, ha practicado una multitud de artes marciales y deportes de contacto, Kung Fu, MMA, Muay Thai, boxeo, etc., además de ser titulado en educación física por la prestigiosa NSCA. Aunar estos dos ámbitos tan dispares, y a primera vista distintos, ha logrado una innovación difícilmente no equiparable a su competencia directa.

Adrián lo tiene más que claro y es consciente de lo que el sector necesita urgentemente: “En ALL FOR BOX lo más importante es el público y nuestros asociados, desterrando en un segundo plano los beneficios. Intentamos hacer más felices a las personas y eso únicamente se puede lograr creando un clima interno en el cual cada socio se sienta parte de un todo y miembro de una familia, no un número más para hacer caja y generar dividendos a un negocio. Nuestra gente es importante e intentamos hacer que así lo sienta”.

Romper estereotipos, aunar fitness, pugilismo, artes marciales y la práctica constante de la actividad deportiva, bajo la supervisión de coordinadores, monitores y terapeutas especializados que supervisan dietas, nutrición y aspectos psicológicos son factores que ALL FOR BOX ha logrado unificar en un solo combo para otorgarle a sus clientes y asociados una experiencia única e inolvidable, la cual no está pasando desapercibida y ya corre como la pólvora en el sector de las franquicias.