miércoles, 6 julio 2022 05:15

El PP contabilizó más de 400 bajas con su crisis interna pero ganó después unas 850 altas con Feijóo

Un total de 418 afiliados del PP se dieron de baja del partido en el punto álgido de su crisis interna, que vivió momentos convulsos como el domingo 20 de febrero con la manifestación a las puertas de ‘Génova’ con voces pidiendo la dimisión de Pablo Casado, según han informado fuentes del Comité Organizador del Congreso del PP.

Sin embargo, poco después el partido empezó a recuperar militantes cuándo se anunció la convocatoria de un congreso extraordinario y se apuntó a Alberto Núñez Feijóo como posible sucesor de Casado, contabilizándose un total de 842 altas en esos días, han señalado las mismas fuentes.

Por lo tanto, si bajas que se produjeron durante ese fin de semana fueron de 418 y las altas posteriores llegaron a unas 850, la confrontación interna ha terminado con un saldo positivo para el partido, que suma alrededor de 400 personas más con carnet del PP.

Sin embargo, la dirección transitoria del PP hasta el congreso extraordinario de abril no ha desvelado en este momento cuántos afiliados tiene en total el partido, un dato que, según fuentes del COC, no es relevante para el cónclave porque lo que les interesa es el número de inscritos.

Ese paso es el que permitirá participar en el proceso congresual y los afiliados disponen hasta el día 16 de marzo para formalizar este trámite. El día 21 es cuando se celebran las asambleas en las sedes en las que se vota a los 3.099 compromisarios que acudirán al congreso y también puede haber una segunda urna para que los afiliados voten al candidato, si bien esta decisión aún no está tomada.

¿DEBEN VOTAR LOS AFILIADOS CUANDO FEIJÓO TIENE MÁS DE 55.000 AVALES?

Así, fuentes del Comité Organizador tiene dudas de que sea necesario que los afiliados tengan que votar el día 21 de marzo cuando hay un único candidato, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que además ha presentado un total de 55.580 avales, la mayoría de ellos de las bases del partido.

“Más de 55.000 avales es ya un resultado muy importante por parte de los afiliados del PP. A los militantes les hemos pedido que avalen y lo han hecho de una forma abrumadora”, admiten fuentes de la dirección del PP en este periodo transitorio, que recuerdan que esa cifra es más que todos los apoyos que obtuvieron todos los candidatos del cónclave del 2018, el primero que se celebró con el sistema de primarias.

Los Estatutos del PP permiten que cuando hay un candidato único y con ese elevado número de apoyos, no sea necesaria una votación de urna en primera vuelta por parte de los afiliados. Si al final se opta por esa decisión, solos los compromisarios votarían en el mismo cónclave de Sevilla.

Por ahora, la respuesta del COC es que no hay una decisión tomada y que lo valorarán en los próximos días. Según fuentes del COC, los Estatutos recogen un proceso garantista y complejo porque, según añaden, los afiliados deben desplazarse a la sede para hacer estos trámites, que no se pueden hacer ni por correo electrónico ni por teléfono.

PAPEL DE AZNAR Y RAJOY Y ASISTENCIA DE DIRIGENTES DEL PPE

Aunque el Comité Organizador está planificando aún la agenda del congreso extraordinario de Sevilla –que se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital andaluza (FIBES)–, su previsión es que arranque a las 11.00 horas del viernes 1 de abril.

Aparte del discurso del hasta ahora presidente, Pablo Casado, se prevé también que tengan un papel los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy, así como los diferentes presidentes autonómicos y regionales del partido.

Además, el PP ya tienen confirmada la asistencia de la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, el presidente del Grupo Popular Europeo, Manfred Weber, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. Aunque el jefe de los ‘populares’ europeos, Donald Tusk, también está invitado al cónclave, fuentes ‘populares’ no prevén que acuda porque ya está de salida en su cargo europeo y centrado en la política nacional polaca desde Varsovia.

Para este cónclave, el PP ha elegido el lema ‘Lo haremos bien’, que busca ser un “compromiso” desde la “humildad” con el que quieren dejar claro a los ciudadanos que en esta nueva etapa saben hacia donde van.