lunes, 23 mayo 2022 03:16

Normalidad en la A-6 al paso por la provincia de León tras el corte y embolsamiento por el paro del transporte

El tráfico en la autovía A-6 a su paaso por la provincia de León se encuentra ya normalizado después de que a lo largo del día se produjeran embolsamiento de camiones y cortes de la circulación debido al paro del transporte, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

A media mañana, la DGT registraba problemas de circulación en Cataluña, Castilla y León, Valencia o Málaga relacionadas con esta acción de un sector de los transportistas. Asimismo, el Ministerio del Interior ha movilizado a 15.500 agentes de Policía y Guardia Civil para identificar a los ‘piqueteros’ violentos que están perjudicando la distribución de mercancías, según ha informado el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

Los embolsamientos se produjeron en el kilómetro 394 de la citada autovía a la altura de Camponaraya, y en el 419 en Vega de Valcarce, donde más tarde llegó a producirse un corte total del tráfico por la protesta.

Además, la Guardia Civil de Tráfico procedió a embolsar camiones en la CL-631 en Cubillos del Sil, también en León, mientras que en Valladolid más de medio centenar de camiones interrumpió pasado el mediodía el tráfico en diversas arterias de la capital, como las avenidas de Salamanca y Burgos y el entrono de Mercaolid.

Para salvar estas protestas, Interior ha ordenado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que escolten a los convoyes de camiones que no secundan el paro y que circulan en fila hasta los puntos de distribución de mercancías. Según este Ministerio, el dispositivo cuenta en total con 8.398 agentes de la Guardia Civil y 7.122 de la Policía Nacional.

RAZONES DE LA HUELGA CONVOCADA

Según los convocantes, los motivos principales que han llevado al sector del transporte a ir al paro son las condiciones bajo las que tienen que operar, por lo que proponen prohibir por ley trabajar por debajo de los costes, es decir, cobrar como mínimo 1,25 euros el kilómetro frente a los 0,70 euros que pagan ahora los cargadores.

También reclaman que el pago se perciba en un máximo de 30 días, la jubilación a los 60 años y la jubilación anticipada a los 58 años, o limitar a un único servicio mensual las actividades de transporte de empresas extranjeras en territorio nacional, entre otras medidas.