sábado, 21 mayo 2022 04:13

Unas 10.000 personas piden en Barcelona el cese del consejero de Educación catalán

Unas 10.000 personas –según la Guardia Urbana– se han manifestado este jueves en Barcelona en la tercera jornada de la huelga educativa convocada en Cataluña, en la que han pedido al Gobierno catalán el cese del consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray.

La movilización ha partido de la plaza Universitat, ha bajado por la calle Pelai hasta plaza Catalunya, ha seguido por Via Laietana y ha finalizado en plaza Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat, donde han exigido al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el cese de Cambray.

Representantes sindicales han entrado en Palau de la Generalitat y han entregado una carta en la que reivindican la unidad de la movilización y piden la mediación de Aragonès, a quien han reclamado que escuche las propuestas del sector educativo.

En la misiva, las organizaciones le han afeado a Aragonès que Gonzàlez-Cambray «demostró ineficacia e inexperiencia» y no asumió ninguna propuesta de negociación ni diálogo, sin las que les es imposible, aseguran, desbloquear la situación.

Ante esta situación de deriva y bloqueo –textualmente– han emplazado al presidente «a asumir el diálogo, convocar al comité de huelga e iniciar la negociación con una propuesta concreta en la línea de la plataforma reivindicativa».

PORTAVOCES SINDICALES

En declaraciones a los periodistas, Iolanda Segura, de Ustec·Stes, ha defendido que no quieren continuar con el conflicto, solo quieren «rescatar la educación» en Catalunya y ha reivindicado la voluntad de diálogo de los trabajadores para desescalar la situación actual.

Por parte de CC.OO., Teresa Esperabé ha detallado que este jueves se han reunido con la secretaria general de Presidencia, Núria Cuenca, para hacer entrega de la carta unitaria y se ha mostrado confiada en que trasladarán las peticiones al presidente.

Bernat Pèlach, de Intersindical-CSC, ha aplaudido el seguimiento de la huelga después de tres jornadas y ha afirmado que esta movilización forzará al Govern a hacer cambios, ya sea cesando a Cambray o aumentando la dotación de personal y recursos.

Lorena Martínez, de UGT, ha felicitado a todos los trabajadores que se han manifestado durante tres días de huelga: «Hemos inundado las calles de Barcelona. Ayer inundamos las calles de todos los territorios de Catalunya. El Govern tiene que salir y ver la situación».

Desde Aspepc·Sps, Joan Alís ha aplaudido «tres días históricos» , ha emplazado a seguir luchando para revertir la situación en el ámbito educativo y ha asegurado textualmente que los profesores echarán al conseller Cambray.

Por parte de CGT, Ingrid Chavarria ha asegurado que están satisfechos y con ganas de seguir con las movilizaciones y ha reivindicado que el «único interlocutor» posible para poner fin al conflicto es Aragonès.

Ustec·Stes, que ha cifrado en 30.000 personas los asistentes a la manifestación, ha estimado un seguimiento de la huelga similar al de ayer miércoles, y Aspepc·Sps lo ha estimado en el 47,8%, con datos a las 10 horas.