lunes, 5 diciembre 2022 09:48

Sánchez delega su poder en Isaura Leal y Mercedes González para controlar el PSOE de Madrid

Madrid es territorio hostil para el PSOE. No es fácil encontrar un candidato o candidata con el suficiente empaque como para plantar cara al Partido Popular. Ni en la Comunidad de Madrid ni en el Ayuntamiento. Hay nombres en el bombo, sí. Pero quienes «parten el bacalao» en esta cuestión son dos personas que tienen la sartén por el mango por su «estrecha» amistad con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Respecto a la Comunidad de Madrid, la diputada Isaura Leal es quien tiene más mano con el líder socialista. Y en el Consistorio es la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, quien cuenta con la total confianza del presidente. Solo por relaciones personales. Una realidad que nadie en Ferraz se atreve a contestar y que, sobretodo, deja claro que es Sánchez quien controlará mediante sus «ángeles de Madrid» las candidaturas para mayo de 2023.

Isaura Leal es la presidenta PSOE de Madrid y diputada en el Congreso. Ahora mismo se ha convertido en el único puente que une el partido con el presidente dado que a Sánchez no le gusta mezclarse más de la cuenta con los socialistas madrileños. Para el presidente del Ejecutivo, el PSOE de Madrid es una entidad diferente al resto de la formación. Pero le gusta tener una o dos personas de confianza que mantengan estas delegaciones territoriales bajo su control. En el caso de la Comunidad de Madrid, el «topo» de Sánchez es Isaura Leal, una diputada que mantiene una excelente relación con el líder socialista y un activo fundamental para cualquiera que quiera ser candidato a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid. De momento, solo Juan Lobato, secretario general del PSOE-M, ha reconocido abiertamente que quiere ser el candidato. Sin embargo, si Isaura no ejerce de intermediaria, el joven socialista podría tenerlo complicado.

en Ferraz no todos ven con buenos ojos que sea Mercedes la candidata al Ayuntamiento

Lo mismo pasa con el Ayuntamiento de Madrid, solo que en este caso quien tiene la sartén por el mango es Mercedes González, delegada del Gobierno en la capital e íntima amiga del presidente. Pese a que en Ferraz no todos ven con buenos ojos que sea Mercedes la candidata al Ayuntamiento, parece que está todo el pescado vendido en esta cuestión. Una vez más, la estrecha relación con Sánchez se ha impuesto a la voluntad de muchos socialistas y parece que no hay discusión en el hecho de que será Mercedes quien se presente a las elecciones. Al igual que hizo con Pepu Hernández, Sánchez impondrá a la delegada del Gobierno, entre otras cosas, porque lo tiene claro desde hace años. Malas noticias para Enma López, quien desde Youtube espera con ansia que se abra una oportunidad para lanzarse a por la candidatura.

Ahora mismo, fuentes del PSOE reconocen que «las chicas» de Sánchez en Madrid son Isaura y Mercedes y que nadie puede entrometerse en este punto. El presidente tiene dos obsesiones: premiar a quienes se mantuvieron fieles a su causa en sus horas más bajas (donde Isaura y Mercedes tuvieron un papel importante) y no dar ni una oportunidad a los versos libres. En el caso de Madrid, tanto Isaura como Mercedes se mantuvieron firmes en torno a Sánchez cuando la expresidenta andaluza Susana Díaz lanzó su ofensiva contra el líder del PSOE. Y ahora están cobrándose esa deuda pendiente con una candidatura.

Isaura Leal
Isaura Leal.

Isaura no será candidata. Ni quiere ni se la espera. Mercedes, sin embargo, sí, tal y como aseguran fuentes solventes del PSOE de Madrid. Sin embargo, son ellas dos quienes ahora tienen todo el control sobre lo que pase en la capital. De hecho, según fuentes de Ferraz, la candidatura de Juan Lobato en la Comunidad de Madrid dependerá mucho de lo bien o mal que hable Isaura de él al presidente del Gobierno. Ser el elegido por Leal es ser el seleccionado por Sánchez. Aún así, estas mismas fuentes detallan e insisten en que al presidente no le importa demasiado quién encabece las listas de Madrid dadas las pocas expectativas que tiene el partido en la capital. Tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid.

Aún hay tiempo, pero los candidatos ya mueven ficha. De momento, las fuentes de Ferraz insisten en que Lobato cuenta con el visto bueno de Leal para ser el candidato y aseguran que desde Moncloa no ven con malos ojos que sea el secretario general y portavoz quien se presente contra Isabel Díaz Ayuso (si es que sigue de candidata en Madrid). En el caso de Mercedes González, parece que la decisión está tomada independientemente de lo que piensan de ella sus compañeros. No hay socialista en Madrid con el que haya hablado este medio que considere que González podría ganar unas primarias si no tuviera el apoyo directo del presidente del Gobierno. Aún así, si se consiguió con Pepu Hernández, calificado por muchos como el peor candidato del PSOE en Madrid, qué no se conseguirá con Mercedes.