sábado, 28 mayo 2022 16:27

España, Italia, Portugal y Grecia cierran filas para exigir «medidas urgentes» a la UE frente al alza del gas

España, Italia, Portugal y Grecia han hecho frente común este viernes para reclamar a sus socios de la UE «medidas urgentes» a nivel europeo que permitan desacoplar los precios del gas de la electricidad y hacer frente al impacto que la guerra en Ucrania está teniendo sobre ciudadanos, empresas e industria.

Los jefes de Gobierno de los cuatro países –Pedro Sánchez, Mario Draghi, Antonio Costa y Kyiriakos Mitsotakis– se han dado cita en Roma, en el caso del mandatario griego por videoconferencia ya que está con COVID-19, para poner de manifiesto su postura compartida de cara al Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo, del que esperan que salgan decisiones concretas en esta materia.

Los cuatro, ha dicho Draghi, «tenemos la sensación de que hay que hacer algo de inmediato, sustancial y sustantivo», reclamando la misma «unidad» que han mostrado los Veintisiete a la hora de apoyar a Ucrania frente a la invasión por parte de Rusia para responder a la «crisis energética», aunque ha reconocido que tendrán que «convencer» a otros socios con necesidades, estructuras e infraestructuras muy distintas.

Sánchez ha coincidido con el primer ministro italiano en que igual que ha habido una «respuesta contundente» por parte de la UE ante la invasión de Ucrania y en apoyo a este país, también tiene que haber la misma unidad «ante las consecuencias económicas y sociales fruto de esta guerra».

«Es importante que demos respuestas europeas a problemas europeos», ha insistido una vez más el presidente del Gobierno, subrayando que ante la «volatilidad insoportable de los precios del gas» y el impacto que está teniendo no cabe que cada estado miembro responda por separado. «Tenemos que dar una respuesta europea y no 27 respuestas distintas», ha recalcado.

En este sentido, Sánchez ha subrayado que «la escalada de los precios del gas y la electricidad es absolutamente inasumible para la economía, la industria, las pymes y los ciudadanos de la UE» y ha lamentado que cuando los cuatro países ya advirtieron del problema el pasado septiembre y reclamaron actuar juntos no se hiciera.

«Por desgracia hemos comprobado que no era una cuestión temporal, circunstancial ni inocente», ha señalado, incidiendo en que al margen de los esfuerzos que a nivel nacional han hecho todos los estados miembro para «mitigar y amortiguar» el alza del gas y la electricidad, es «evidente» que hace falta una respuesta europea.

ACTUAR DE FORMA URGENTE Y DECIDIDA

En este sentido, Sánchez ha insistido en que la UE debe actuar «de forma urgente y decidida», sin esperar «más allá del 25 de marzo». «Vamos tarde, teníamos que haberlo hecho antes», ha valorado, en un mensaje que también han compartido el primer ministro portugués y el griego.

Los cuatro se han comprometido a trabajar juntos, ha explicado Costa, para que el de la próxima semana «no sea un Consejo donde estemos divididos y demos meras orientaciones» sino en el que «se adopten decisiones concretas y firmes con resultados inmediatos» para los ciudadanos y las empresas europeas.

Mitsotakis ha hecho hincapié en que ante «el aumento desbocado de los precios de la energía» no basta con una respuesta a nivel nacional sino que hacen falta respuestas e intervenciones a nivel europeo que permitan que el gas vuelva a un precio normal.

«Espero que el Consejo no se limitará a comprender lo crítico de la situación sino que dará una respuesta contundente», ha confiado, subrayando que que la crisis energética es «un peligro que amenaza la recuperación después de la pandemia y una mina en camino del repunte económico». Así las cosas, ha alertado también de que «puede despertar la pesadilla del populismo».

PROPUESTAS CONCRETAS

Así las cosas, Sánchez ha adelantado que los cuatro países llevarán la próxima semana «propuestas concretas, factibles, ejecutables desde el punto de vista inmediato» porque «no podemos esperar un día más», pero no ha entrado en detalles sobre las mismas.

Lo único que ha adelantado es que el objetivo es de estas propuestas es «proteger a nuestras familias y nuestras empresas» y «fortalecer el mercado energético europeo y no fragmentarlo», y ha asegurado que «no alteran la robustez del sistema ni afecta a la estabilidad del suminsitro y que proporcionan los incentivos necesarios para aumentar las inversiones en las energías limpias».

El presidente del Gobierno emprendió este miércoles una ronda de contactos con otros líderes europeos para buscar apoyos a la postura española en defensa de desacoplar el precio del gas al de la electricidad. En este sentido, ese día se reunió en Madrid con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, y posteriormente se desplazó a Bratislava para reunirse con el primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger. Ya el jueves, se reunió en Rumanía con el presidente del país, Klaus Iohannis.

Esta tarde se desplazará a Berlín, donde tiene previsto un encuentro con el canciller aleman, Olaf Scholz, cuyo país es uno de los más reticentes a los planteamientos de España y el resto de países que apoyan su tesis.

Asimismo, el martes viajará a Dublín para reunirse con el primer ministro irlandés, Micheal Martin, y en declaraciones en Roma a la prensa ha indicado también su intención de verse con el presidente francés, Emmanuel Macron, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE, así como con el primer ministro belga, Alexander De Croo, antes del Consejo Europeo, sin que por el momento esté claro cuándo se producirán estos contactos.