lunes, 4 julio 2022 01:33

La carencia de petróleo revaloriza la buena sintonía entre Pedro Sánchez y Nicolás Maduro

Los precios del petróleo y de los combustibles están por las nubes. La gasolina y el diésel se encuentran en unas cifras astronómicas que no dejan de aumentar. Y la crisis con Ucrania ha puesto sobre la mesa la situación que viven los países respecto al petróleo. El país dirigido por Vladimir Putin suministra tanto gas como petróleo a toda Europa y a otros países como EEUU. Por ello, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha comenzado a buscar alternativas para adquirir el oro negro y ha comenzado entablar conversión con su homólogo en Venezuela, Nicolás Maduro, algo que no ha sentado nada bien a líder de Colombia, Iván Duque. Quien sí podría sacar partido de la carencia del petróleo es España, debido a la buena sintonía que existe entre el presidente español, Pedro Sánchez, y Maduro. Además, los lazos de Unidas Podemos con Venezuela también beneficia la imagen de España en esta cuestión.

Desde que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, decidió invadir Ucrania muchos países están cortando todo tipo de relación con el país ruso. Un sinfín de marcas de todo tipo y distintos medios de comunicación han dejado de suministrar productos a este país, así como a difundir informaciones de dicho territorio. Además, Rusia es un gran exportador de gas y petróleo a toda Europa y a otros países de fuera del continente, como Estados Unidos. Esto ha hecho que muchos dirigentes busquen alternativas para adquirir estas fuentes de energía y combustible a través de otras vías. Todo un gesto de solidaridad y apoyo al país ucraniano que está siendo devastado y arrasado por las tropas rusas. Y es que, la invasión de Ucrania ha dejado miles de muertos y varias ciudades destruidas y, de momento, parece que Putin no está por la labor de frenar la expansión y dar por concluido el conflicto.

bIDEN BUSCA EN VENEZUELA UNA NUEVA FUENTE DE SUMINISTRO DE PETRÓLEO

Ante esta cuestión, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ya ha comenzado a buscar alternativas para garantizar la seguridad energética del país. Para ello, ya ha empezado las reuniones y negociaciones con el régimen de Maduro, con el fin de conseguir que el país venezolano comience a suministrarles crudo. El pacto al que han llegado ambos presidentes sería que Estados Unidos levantara las sanciones a Venezuela a cambio de que el país sudamericano aumente sus exportaciones de petróleo. Esto podría aliviar el elevado precio del petróleo y con él, el de todos los combustibles. Sin embargo, para ello Biden tendría que invertir una gran cantidad de dinero para construir la infraestructura necesaria para llevar a cabo este pacto. Este hecho frena la ejecución de la operación, aunque no es el único tema que lo retrasa.

El presidente de Colombia, Iván Duque, lleva tiempo tratando de estrechar la relación con Estados Unidos, está haciendo sendos esfuerzos por estrechar y acercar posturas con Biden. Sin embargo, el hecho de que el líder estadounidense se haya reunido con Maduro no ha sentado nada bien a Duque. Y es que, el presidente colombiano considera al venezolano “un dictador” y tema que la carencia de petróleo perjudique su acercamiento a EEUU mientras Venezuela le gana terreno en ese asunto. Duque lleva tiempo trabajando en mejorar las relaciones, manteniendo reuniones en la Casa Blanca y apoyando Biden en muchas cuestiones. Ahora Maduro podría tirar al traste estos avances, y todo por el oro negro.

Pedro Sánchez

El que si saldrá revitalizado de esta crisis petrolera es Pedro Sánchez y su Ejecutivo, debido que cuentan con una buena relación con Nicolás Maduro. Algo que, a partir de ahora podría ser visto con buenos ojos por el país norteamericano. El presidente ha intentado todo para que Biden le dé «cariño» en público, pero EE UU se resiste a mostrar complicidad. La causa, según fuentes del Ejecutivo, está en la presencia de Podemos en el Gobierno. Para Estados Unidos, cualquier partido político que lleve la palabra “socialista” en sus siglas genera cierto recelo, tal y como detallan a MONCLOA.com fuentes del PSOE que han tratado directamente con la administración americana.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se fía poco de España y, en este asunto, la formación moderada tiene mucho que ver. Que el partido que dirige Ione Belarra tenga amigos en Venezuela es un tema que no gusta nada al líder de EEUU. La presencia de Podemos en el Consejo de Ministros y sus lazos con países de América Latina enturbian y dificultan considerablemente la relación de Biden con Sánchez.

Ahora, parece que las tornas han cambiado, se ha producido todo un giro de guion y lo que antes alejaba a España de EEUU ahora podría unirles. Con la crisis de petróleo y los posibles suministros de Venezuela, tener como socio de Gobierno a un partido con lazos con el país venezolano es toda una ventaja. El presidente Joe Biden podría mirar, por primera vez, con otros ojos a los políticos de Unidas Podemos y su vinculación con Venezuela. La carencia de petróleo puede suponer toda una ventaja para Sánchez y su gran obsesión, conseguir un acercamiento con EEUU.