sábado, 21 mayo 2022 15:24

El Ayuntamiento de Villarreal se gasta el dinero en poner banderas de España en los centros educativos

La bandera de España ha estado presente en todos programas electorales y en la batería de planes, proyectos y medidas con los que cuenta Vox. El partido dirigido por Santiago Abascal siempre ha tenido muy presente la protección de todos los símbolos nacionales, cueste lo que cueste. Por ello, no es de extrañar que en el municipio de Villarreal hayan promovido una moción para incluir la bandera de España en todos los centros educativos de la localidad. Sin embargo, lo que es raro son los apoyos que ha encontrado para que salga adelante en el pleno del Ayuntamiento. Y es que, además de los partidos que son afines a Vox como el PP y Ciudadanos, también han apoyado esta iniciativa el PSOE y Unidas Podemos. Una medida de «suma trascendencia» para la educación de los más pequeños en la que el Ayuntamiento de Villarreal se gastará el dinero.

La concejala de la formación de extrema derecha, Irene Herrero Rubert, presentó el pasado lunes la propuesto en el pleno de Ayuntamiento de Villarreal. Una moción cuyo fin es «defender y proteger los símbolos nacionales en los centros docentes de Villarreal». Todo ello amparándose en la Ley 39/1981, por la que se regula el uso de la bandera de España y de otras banderas y enseñas. Y es que, lo que Herrero quiere es que este distintivo español onde en todas las escuelas de la localidad. Además, no les vale cualquier sitio, la concejala matizó que deben ubicar en «un lugar destacado y visible al exterior«. Es decir, en un sitio en el que se vea bien la rojigualda. Por otra parte, también han manifestado la bandera «es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la Patria», por ello debe ubicarse «en un lugar destacado, visible y de honor, ocupando lugar preeminente y de máximo honor, no pudiendo tener mayor tamaño, las banderas de la región, de la provincia y del municipio».

Además, la formación que dirige Abascal encontró unos apoyos cuanto menos sorprendes para obtener el visto bueno del pleno municipal. Tanto el grupo socialista como el de Unidas Podemos han emitido un voto favorable para esta moción. Así, se ha presenciado todo un hito histórico en el Ayuntamiento de Villarreal y la bancada de la izquierda y la derecha y, en especial, de la extrema derecha. Algo que parecía imposible de ver y que no se sabe volverá a repetir, por lo menos en ese municipio, donde parece que los amigos no entienden de colores ni de siglas. Quienes también ha apoyo la medidas son sus antiguos conocidos y grandes apoyos, los que vienen respaldándose desde hace tiempo, desde que Vox aterrizó en la vida política, y en particular en el Ayuntamiento de esta localidad.

Compromís es el único partido que ha votado en contra

A quienes han dejado solo en la oposición con el voto negativo es al grupo Compromís. Esta formación ha sido la única que ha votado en contra de la moción de poner banderas en todos los centros educativos. El partido ha explicado a través de su cuenta de Twitter que ellos se «desmarcan» del voto a favor de una propuesta presentada por VOX en el Ayuntamiento de Vila-real. «En nuestra organización lo tenemos claro: con la extrema derecha ni se acuerda ni se pacta». La concejala de Compromís, Maria Fajardo Franch, ha asegurado que «los centros educativos tienen problemas más graves» y ha añadido que «la competencia del mantenimiento es del ayuntamiento, hay que dejarse de banderas y centrarse en lo que realmente importa a la gente». Además, han destacado que no se puede permitir el blanqueamiento de la extrema derecha por parte de «partidos que dicen ser izquierda». «No podemos ni queremos tolerar esa deriva hacia la derecha». Y han sentenciado que están solas como alternativa de izquierdas.

En un primer momento, la medida que quería imponer Vox era que se sancionara a los centros que no pusieran la bandera de España. Sin embargo, ahora será un requerimiento y añade que la moción también incluye la colocación de una bandera autonómica y una local e insta a los colegios privados y concertados a sumarme a la iniciativa. Es decir, todo un desembolso del Ayuntamiento de Villarreal, que se gasta el dinero en una medida que resulta poco o nada útil para el devenir y desarrollo de la actividad de los centros. Y mucho menos beneficioso para los estudiantes y alumnos de estos centros. Este gasto podría destinarse a un proyectos mucho más favorables para ellos. Un gasto a costa de las arcas públicas, a costa del dinero de todos los ciudadanos que ven como su dinero se malgasta y se emplea en cuestiones que van a contribuir muy poco al progreso de estos centros.