viernes, 27 mayo 2022 07:20

Animalistas acusan a la caza y tauromaquia de tener un interés «principalmente económico»

Asociaciones animalistas han afirmado que el único interés que existe detrás del ’20M Rural’ es «principalmente económico» y han acusado a los sectores de la tauromaquia y de la caza de «engañar a España», tras organizar este domingo una manifestación en Madrid, motivada por ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza, UCTL, Alianza Rural, Fenacore, Cooperativas Agro-Alimentarias de España y la Oficina Nacional de la Caza, para denunciar el trato del Gobierno contra la España Rural.

Así lo ha manifestado la portavoz de PACMA, Yolanda Morales, en la concentración ‘Por un Mundo Rural sin Maltrato Animal’, que también se ha celebrado este domingo en la Plaza del Callao de Madrid, organizada por las asociaciones Free Fox y Loita Raposa. «El 20M Rural no es por tradiciones, ni por el campo, ni la forma de vida, ni cuidado de lo rural», ha sostenido.

Al respecto, la portavoz ha asegurado que «se ha demostrado una y otra vez» que la tauromaquia y la caza es perjudicial para los ecosistemas interferir controlando artificialmente las poblaciones, eliminando depredadores y provocando sobrepoblaciones o despoblaciones «para posteriormente criar, soltar y volver a repoblar para volver a matar cíclicamente a los animales; va totalmente contra natura».

Por su parte, el presidente de PACMA, Javier Luna, ha defendido el movimiento animalista y medioambiental y ha recalcado que los objetivos de estos movimientos «no es asediar al mundo rural ni perjudicar a las personas que viven directamente de él», puesto que tratan de promover las buenas prácticas y respeto por la vida y la biodiversidad.

Sin embargo, ha manifestado que el ejemplo de muchos agentes del campo es el principal promotor de la actitud negativa que la sociedad ha adoptado hacia determinados sectores. «El Partido Animalista se encarga, entre otras cosas, de documentar y denunciar prácticas que resulten negativas para terceros, ya sean animales o personas, y de proteger el medioambiente a través de la elaboración y presentación de propuestas políticas, además de ejercer presión a las administraciones cuando no actúan», ha explicado Luna.

El problema radica en la «mala praxis» que impera en múltiples actividades del campo, según la formación animalista, además de la total y deliberada ignorancia hacia la capacidad de sintiencia de los animales. «Nos guste o no, es imposible seguir viviendo al margen del hecho de que los animales que se explotan en el campo, sea para el fin que sea, ya están reconocidos como seres sintientes. Tienen percepción de su existencia, establecen vínculos afectivos, tienen sentimientos y experimentan miedo como nosotros. La sociedad exige que sean respetados, y es imposible si las cosas no cambian ya», ha contemplado Morales.

En definitiva, PACMA expone que la información «es y será» la herramienta que llevará a la sociedad a entender por qué las actuales prácticas del mundo rural «son insostenibles y urge reconvertir unas por completo, a la vez que abolir otras totalmente innecesarias».

«LA MANIFESTACIÓN EN NOMBRE DE LO RURAL SOLO ES LA COARTADA»

La plataforma ‘La tortura no es Cultura’, en palabras de su presidenta Marta Esteban, ha subrayado que la manifestación ’20M Rural’ «es la coartada para seguir maltratando a galgos, podencos y otras razas», en el caso de los cazadores, y sobre los taurinos ha resaltado que han protestar para «seguir cobrando enormes subvenciones públicas» aunque «apenas dan trabajo».

«El coste medio salarial de una ganadería de lidia no supera los 6.000 euros. La legislación española actual permite que el 85,6 por ciento del territorio nacional sea terreno de caza, privilegiando al 1,6 por ciento de la población que tiene licencia de caza, en detrimento de todos los demás, lo que es terriblemente injusto», ha enfatizado.

Por su parte, Carmen Almonacid, de Marea Antitaurina, ha acusado a los cazadores y a la tauromaquia de «engañar a toda España» porque afirman que el mundo rural está siendo atacado por el gobierno, «cuando la única verdad es que ven sus interés de cazar y maltratar animales con total impunidad». En este sentido, ha añadido que si estos sectores tuvieran sus animales en buenas condiciones, «la nueva Ley de Protección Animal no les afectaría, pero si han montado toda esta mentira es porque les afecta y mucho».

El Gobierno llevará en breve al parlamento la nueva Ley de Protección Animal. En ella se incluye protección para todo tipo de perros. Sin embargo, el Borrador de Estrategia Nacional de Gestión Cinegética la medida propuesta 2.2.4 : ‘Recomendaciones generales en relación a los perros de caza y a las rehalas’ pretende excluir a estos animales de la nueva ley dejándolos totalmente desprotegidos.

Al respecto, el mundo rural exige que dicha medida sea eliminada, y que según, Encarna Carretero, de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales, se incluya una referencia a esta cuestión relacionada con la actividad cinegética que se limite a indicar que los perros de caza y rehalas cumplirán con lo dispuesto por las legislaciones genéricas nacionales y/o autonómicas en materia de protección animal y sanidad animal para esa especie.