martes, 17 mayo 2022 22:02

Más de 3.000 aragoneses participan en la movilización de Madrid en defensa del medio rural

Un total de 60 autobuses, con más de 3.000 personas, han partido este domingo, 20 de marzo, desde varios puntos de Aragón para participar en la movilización convocada a nivel nacional para defender un medio rural «vivo». Otros aragoneses han acudido en tren o coches particulares.

Los autocares han realizado varias rutas para que poder recoger a personas de las tres provincias aragonesas. En el Alto Aragón, la primera ruta ha salido de Aínsa y ha pasado a recoger a participantes en Barbastro, Huesca, Almudévar y Gurrea de Gállego; la segunda, de Jaca, parando en Sabiñánigo, Huesca y Zuera; la tercera, ha ido desde Tamarite de Litera a Madrid, pasando por Binéfar, Monzón y Huesca; la cuarta, ha partido de Sariñena hacia Alcubierra, Lanaja, Leciñena, Perdiguera, Villamayor y Zaragoza.

En la provincia de Teruel se ha trazado recorridos desde Valderrobles, Alcañiz, Montalbán y Monreal del Campo; y desde Teruel, Caudé, Cella, Villarquemado, Santa Eulalia y Monreal del Campo.

Por último, en la provincia de Zaragoza: la ruta Fraga-Bujaraloz Alfajarín; salida de Sádaba, con paradas en Ejea de los Caballeros y Tauste; y desde Cariñena, parando en La Almunia y Calatayud se ha ido hasta Madrid.

La concentración ha sido organizada por las asociaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza (RFEC), Oficina Nacional de la Caza (ONC), Alianza Rural, Unión de Criadores del Toro de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agro-alimentarias.

Los manifestantes han salido a las 11.00 horas de la plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, recorriendo el paseo de La Castellana para llegar a la plaza de San Juan de la Cruz, sede del Ministerio de Transición Ecológica, una de las administraciones «responsables de la difícil situación que atraviesa el mundo rural español», han criticado las entidades organizadoras.

SITUACIÓN «INSOSTENIBLE»

El secretario general de UAGA, José María Alcubierre, a la cabeza de la manifestación, ha exigido al Gobierno de España que elabore política para cambiar la situación «insostenible» que atraviesa la ganadería y la agricultura en el país.

«Hace mucho tiempo que el Gobierno de España no hace políticas agrarias, en defensa de los profesionales, y es lo que venimos a reivindicar», ha recalcado Alcubierre, para añadir que la nueva Política Agraria Común «no piensa en el futuro, viene del pasado y no apoya a los profesionales».

El representante de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón ha pedido al Ejecutivo central que «se siente en la mesa con la interlocución de las asociaciones agrarias» si quiere «apostar por la agricultura familiar», que mantiene vivos los pueblos y genera riqueza en el territorio, ha apostillado.

A su juicio, es momento de aplicar fórmulas de mercado para evitar la especulación y la subida indiscriminada de precios, porque este incremento en los costes de la energía, los carburantes, o las materias primas «no solo nos afectan a agricultores y ganaderos», sino a todos los trabajadores y ciudadanos del país, ha subrayado Alcubierre.

20M RURAL

El 20 M Rural se presenta como una cita «histórica» que está reuniendo por primera vez a sectores como el de la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca y otros muchos relacionados con el mundo rural, pero también a muchos otros afectados por las políticas de las distintas administraciones autonómicas, Ejecutivo central y las instituciones comunitarias (UE).

En la manifestación, los asistentes alzan la voz frente al «abandono» del mundo rural por parte del Gobierno y frente a unas políticas «incapaces» de resolver los problemas que afectan a los hombres y mujeres del campo, que «se están viendo obligados a abandonar su forma de vida y sus costumbres».

Desde la organización se ha recalcado en que la agroalimentación es un motor económico del medio rural, para conservar las tradiciones, usos y costumbres del campo y una forma de vertebrar el territorio.