jueves, 19 mayo 2022 14:39

El líder de la patronal de transportes cede ante Raquel Sánchez y desata la ira de los suyos

El elevadísimo precio de la gasolina ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los transportistas se encuentra en una cese de actividad de transporte indefinida que está empezando a provocar problemas de suministros de muchos productos. El parón ha sido convocado por la Plataforma para la Defensa de Transporte por la «inadmisible» situación en la que se encuentran los transportistas. A ello se suma el elevadísimo precio de los carburantes que han convertido la difícil situación de estos profesionales en algo insostenible. Sin embargo, el presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), Ovidio de la Roza Braga, ha rechazado esta paralización ya que considera que «no era el momento» de hacerlo. Así, el líder de la patronal de transportes se ha bajado los pantalones ante la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, lo que ha desatado la ira y el malestar del todo el colectivo al que representa.

El presidente de la CETM ha dado la espalda a todo el sector del Transporte dejándoles solos en el parón. La CETM rechazó a través de un comunicado difundido a través de su página web el cese de la actividad del Transporte, ya que consideran «que no es el momento» de secundar un paro de transportes, y menos aún si este se convoca con «carácter indefinido» y «sin objetivos» claros de ningún tipo, porque solo servirá para «desestabilizar» aún más la complicada situación por la que atravesamos debido a la invasión de Rusia a Ucrania. Pero De la Roza si opina que la situación del sector es «complicada», debido a que han enlazado la actual crisis por el precio del combustible con las consecuencias de una pandemia que le ha dejado exhausto. Además, él mismo aseguró en una entrevista de hace unos meses que «el transporte de mercancías necesita con urgencia pasar de las palabras a los hechos».

Ovidio de la Roza opina que no es el momento de hacer el parón

Y, ahora que todos los transportistas han decidido dar el paso y hacer caso al líder de la patronal de transportes, él ha optado por una estrategia distinta. Ovidio ha cedido ante la ministra de Transportes, se ha bajado los pantalones ante Raquel Sánchez y ha rechazado el parón indefinido que está llevando a cabo el sector al que representa. Esta actitud no ha sentado nada bien al colectivo que miran con asombro y recelo el cambio de opinión de su representante. Y es que, De la Roza opina exactamente igual que los transportistas que se han sumado a los parones, por eso les sorprende tanto que no se haya sumado a ellos en el cese de actividad.

Las palabras de hace unos meses de Ovidio le están jugando ahora una mala pasada. El líder de la patronal aseguró que después de que las empresas de transporte y sus profesionales hayan sido elogiadas por la sociedad y las administraciones debido al papel fundamental que han desempeñado durante la crisis sanitaria, han intentado «torpedear» al transporte de mercancías en todos los frentes. «No nos queda otro camino que el de establecer medidas de presión en el momento que sea preciso», sentenció. El momento de la presión ha llegado, los transportistas han salido a la calle a exigir una mejora de sus derechos. Pero, De la Roza ha decidido darles la espalda, olvidar sus propias palabras y ceder ante la ministra de Transportes.

LOS RECLAMOS DEL SECTOR DEL TRANSPORTE

La Plataforma para la Defensa de Transporte ha convocado el cese de la actividad de transporte por la «inaceptable» situación que sufren los transportistas. Y es que, han enumerado una serie de reivindicación que esperan que el Gobierno atienda. Algunas de estas son la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores, la reducción de los tiempos de espera de dos horas a una o la lucha contra la competencia desleal. Así como, la no implantación de peajes en las autovías y carreteras convencionales, paliar la escasez de conductores, la creación de aparcamientos seguros, estudiar la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social de los conductores o implementar ayudas para la digitalización del transporte.

EL ELEVADÍSIMO PRECIO DE LA GASOLINA

Sobre lo que sí se ha pronunciado es sobre el disparatado precio de la gasolina. El líder de la patronal reclama «una acción inmediata del Gobierno» para que limite los precios del combustible para el transporte de mercancías por carretera mientras dure la situación actual. E insiste en que ante estas circunstancias extraordinarias es «indispensable» que, con urgencia, el Gobierno adopte medidas excepcionales para evitar la desaparición de una parte importante de los transportistas españoles y el colapso de la cadena de suministro, incapaz de funcionar sin nuestros servicios.

El carburante está apuntando récord históricos. El precio de la gasolina no ha dejado de crecer y la suma de los impuestos que soportan los carburantes es de más del 50% de su coste en origen. El precio de la gasolina no ha dejado de escalar desde el 20 de diciembre. El pasado 10 de marzo, el precio de la gasolina en España batió su récord histórico por sexta semana consecutiva. Estos precios han hecho que las gasolineras hayan previsto una caída del consumo derivada de los máximos en que se encuentran los precios de los carburantes que rozan ya los 2 euros por litro en algunas estaciones.