viernes, 27 mayo 2022 07:56

¿Cómo convivir con un animal de compañía adecuadamente ayuda a los niños y niñas? Los animales de compañía y el desarrollo infantil

La interacción entre los animales y las personas ha sido objeto de diversos estudios científicos, análisis y conversaciones académicas que coinciden en admitir los grandes beneficios que supone dicha conexión para mejorar la calidad de vida.

Los animales de compañía y el desarrollo infantil están intrínsecamente relacionados, por lo que aprender a dimensionar cómo convivir con un animal de compañía ayuda a los niños y niñas.

La Dra. Paula Calvo es antrozoóloga y etóloga, experta en el vínculo humano-animal y una de las autoridades más renombradas en el tema. A través de su plataforma, antrozoología.com ofrece asesoría y formación académica online promoviendo dicho nexo para alcanzar el bienestar de las familias, de los profesionales dedicados a los animales de compañía y de los amantes del mundo animal.

Mejorar el desarrollo de un niño a través de la convivencia adecuada con un animal de compañía

La biofilia (atracción por la vida que nos rodea), el comportamiento afiliativo (necesidad de formar parte de una red social) y el comportamiento cuidador (tendencia a cuidar de los demás) son capacidades humanas grabadas en los genes que explican, en buena medida, la relación de cercanía que se fomenta entre el ser humano y los otros animales. Existen componentes de sentimientos, sensaciones, conductas y actitudes que potencian esos lazos entre humanos y otros animales desde los primeros años de vida, por lo que la compañía de un animal incita a sentirse cómodos, seguros consigo mismos y, por ende, a la libertad de expresarse con honestidad sin temor a ser juzgados.

La liberación de endorfinas, dopaminas, oxitocinas y la reducción del cortisol son respuestas ante la interacción social positiva, como la que se da con un perro o un gato, que en el organismo humano aumentan la sensación de bienestar, aminorando la ansiedad, el estrés y el pánico. Esta respuesta del organismo humano es fundamental para que el desarrollo cognitivo e integral de un niño sea adecuado, por lo que la convivencia con un animal de compañía es una excelente preparación para la vida.

El animal de compañía es fuente de seguridad, apoyo emocional, potenciador de la creatividad y la personalidad. De la misma forma, los menores de casa los relacionan con el cuidado, el juego y la alimentación, elementos innatos al ser humano. Los expertos recomiendan que la interacción entre niños y estos animales sea con refuerzo positivo, comunicación asertiva y calidez, ya que de esta forma se propulsa la responsabilidad, se promueve la empatía y se elabora la personalidad.

Animales de compañía, una óptima forma de educar a los adultos del futuro

Se ha comprobado que el amor a los animales es una estrategia convincente para enseñar empatía en la escuela y que la convivencia con animales mejora, en gran medida, el crecimiento emocional de niños y niñas. Esto se debe a la necesidad innata de los niños de compartir con otros seres vivos, por lo que coadyuvar a la realización de habilidades en los pequeños inmersos en este contexto de respeto hacia otros animales es sumamente provechoso.

Se estima que, en España, casi el 50% de las familias convive con un animal de compañía, por lo que reforzar esas valiosas conexiones desde la infancia es lo ideal.

La Dra. Paula Calvo pone a disposición de todos los interesados, de las familias multiespecie y de los profesionales dedicados a ellas, asesoramiento y formación mediante consultoría, programas y cursos orientados a solidificar, establecer y dinamizar el vínculo humano-animal a través de estrategias efectivas. Sus programas formativos se orientan a las bases del vínculo humano-animal, mejorar la convivencia en familias multiespecie y al emprendimiento en negocios del sector animales de compañía (multiespecie), entre otros.