lunes, 23 mayo 2022 04:16

Juzgado de Madrid condena a Sanofi a indemnizar a 3 personas por el daño que ‘Depakine’ les causó cuando fueron gestados

El Juzgado de Primera Instancia número 91 de Madrid ha condenado a la farmacéutica Sanofi a indemnizar, con cantidades que van de los 600.000 a 1.300.000 euros, a tres personas por los daños que el fármaco ‘Depakine’ les causó cuando se lo tomaron sus madres durante la gestación.

Así se desprende de la sentencia hecha pública por la Asociación de Víctimas por Síndrome de Ácido Valproico (AVISAV), quien ha recordado que los efectos teratogénicos del fármaco son conocidos desde el año 1980, cuando se describió que la exposición intrauterina al valproato ocasionaba alteraciones en el cierre del tubo neural (espina bífida) en los niños.

Posteriormente, según la organización, diferentes publicaciones científicas fueron confirmando que producía malformaciones connatales compatibles con un fenotipo característico denominado síndrome fetal por valproato caracterizado por dismorfia facial, anomalías congénitas, retraso en el desarrollo, especialmente en el lenguaje y en la comunicación, y diversos trastornos compatibles con un espectro autista.

Ahora, el juzgado de Madrid ha condenado a Sanofi señalando que «privó a los médicos prescriptores y a las consumidoras de la posibilidad de conocer que el valproato sódico causaba malformaciones congénitas en más de un 10 por ciento de los hijos de mujeres que tomaron tal medicación, problemas de desarrollo cognitivo en un 30 y 40 por ciento de esos niños, un riesgo de sufrir trastornos del espectro autista tres veces superior al normal y cinco veces en el caso del autismo infantil».

Del mismo modo, la sentencia señala que la existencia de un «inadecuado ejercicio» por la Administración Sanitaria de su función de control y vigilancia a la hora de permitir la comercialización del producto, «no puede eximir» de responsabilidad a la empresa farmacéutica. «En absoluto puede sostenerse que la actuación de la farmacéutica Sanofi, hasta el momento de la concepción de los tres actores que analizamos, fue diligente, sino más bien todo lo contrario», apostilla el texto.

SANOFI ESTUDIA INTERPONER RECURSOS LEGALES

La compañía ha comentado que la sentencia «no se ajusta» a otras resoluciones judiciales, por lo que ha informado que, junto a su aseguradora, está evaluando actualmente la interposición de los correspondientes recursos legales.

«Sanofi ha demostrado proactividad y transparencia en relación con el valproato sódico. De acuerdo con los conocimientos científicos sobre los riesgos asociados al uso de valproato de sodio, especialmente durante el embarazo, Sanofi ha demostrado transparencia ante las autoridades sanitarias y ha solicitado la actualización de la información médica para médicos y pacientes», ha asegurado.

Así, ha defendido que bajo la «estricta vigilancia» de las autoridades sanitarias competentes, ha cumplido con su deber de informar a los profesionales sanitarios y a las pacientes de los posibles riesgos relacionados con el uso de valproato durante el embarazo.

Finalmente, desde Sanofi se ha recordado que el papel de la compañía es poner los medicamentos a disposición de los pacientes y proporcionar tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes, bajo la supervisión de las autoridades sanitarias, documentos informativos acordes con el estado de los conocimientos científicos, según la normativa.