lunes, 4 julio 2022 14:30

Los consejos de Baby Shhh!, ¿Cómo calmar a un bebé con música?

La música permite crear distintos estímulos en el cerebro que activan receptores de percepción, los cuales tienen la capacidad de generar diferentes emociones en virtud de los sonidos que se escuchan.

Este proceso ocurre de forma muy rápida e inconsciente desde que se adquiere un mínimo de conciencia auditiva, por lo que los expertos recomiendan exponer a los bebés a ciertas armonías musicales en las primeras etapas del embarazo. Esto va a favorecer que el niño relacione en el futuro el sonido producido por la música con la sensación de bienestar y confort que existe dentro del vientre materno. Por este motivo, la compañía Baby Shhh!, especializada en brindar soluciones para impactar positivamente en la calidad de vida de los bebés, ha diseñado una creativa estrategia que permite entender cómo calmar a un bebé utilizando la música.

¿Cuáles son los beneficios de la música en los bebés?

Además de generar estímulos positivos desde edad temprana, la música también puede ser muy útil para que los bebés puedan gestionar de mejor manera sus niveles de estrés. Las canciones relajantes, por ejemplo, reducen el estado de alteración, favoreciendo el bienestar y apaciguando progresivamente llantos y rabietas. Por otra parte, la música disonante suele atraer la atención de los infantes, transportándolos a otros lugares de la memoria, mientras les aporta información nueva a su sistema nervioso; lo que finalmente les ayuda a salir de las situaciones de malestar causadas por el llanto repentino. La música, además, estimula la creatividad de los niños, les ayuda a crear su mundo interior y a desarrollar su imaginación.

Para que la música se convierta en una aliada a la hora calmar bebés, es necesario establecer rutinas de bienestar donde las melodías se encuentren presentes. Si bien cada niño es un universo distinto y es deber de los padres detectar cuáles son las situaciones que les generan placer, existen algunas disposiciones comunes que pueden ambientarse con canciones específicas. La hora del baño, por ejemplo, suele representar un momento de felicidad para la mayoría de niños, por lo que acompañarlo con música relajante puede ser provechoso para calmarlos en situaciones estresantes y para estimularles el sueño.

Calmar a los más pequeños con un banco de melodías

Existen en el mundo muchos géneros o canciones que favorecen el bienestar del bebé y disminuyen sus niveles de estrés. Sin embargo, hay algunos sonidos que son más efectivos para apaciguar el llanto, por lo que el equipo de expertos de Baby Shhh! se dedicó a estudiarlos en detalle.

Producto de esta investigación, la compañía compuso una rica base de datos de melodías para tranquilizar, que puede ser escuchada desde una app para móviles. Gracias a esta herramienta digital, padres y madres disponen de una completa biblioteca de sonidos que sirven para desestresar a los infantes en sus momentos más tensos. Con esta aplicación, la compañía espera fortalecer el sistema perceptivo y auditivo de los bebés, mientras los padres reciben una pequeña ayuda para su crianza con solo activar una aplicación de su teléfono móvil personal.