viernes, 1 julio 2022 16:32

Yolanda Díaz quiere hacer hueco a Belarra en su plataforma, pero no a Montero

La vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz tiene un problema interno. La formación aparentemente mayoritaria de Unidas Podemos y la presuntamente futura candidata del partido de la izquierda no pueden ni verse. No al menos si hablamos de las “referentes” de la formación morada y de la también ministra de Trabajo, pues la relación de Díaz con Irene Montero está muy que deteriorada, tal y como ha podido comprobar MONCLOA.com. Lo curioso es que el sentir general en Podemos es de hartazgo con quienes ahora llevan las riendas. Ione Belarra y Montero se quedan solas mientras todos los partidos de la izquierda se muestran inquietos por la ambigüedad de Yolanda Díaz. Todos quieren que dé el paso y que monte su plataforma para que cambien los vientos, pero la vicepresidenta no dará el paso hasta, al menos, 2023. No quiere desgastar la marca lo más mínimo. Aún así, fuentes de Podemos dejan claro que Yolanda valora positivamente el trabajo de Belarra. Con Montero, el sentir es diferente.

Yolanda no quiere a la ministra de Igualdad en sus listas. Con Ione, sin embargo, hará una excepción, tal y como detallan las fuentes. Pese a que la vicepresidenta se ha aislado en su trono dorado, lo cierto es que en Podemos entienden que Belarra está trabajando “duro” porque ser secretaria general de la formación morada no es tarea fácil. “Es difícil mantener cohesionado un partido conformado por muchas pequeñas formaciones”, detallan desde Podemos. Y esa labor se la reconocen a Belarra, razón por la que tendrá un hueco en las listas de Yolanda, tal y como detallan las fuentes consultadas. Con Montero no habrá tregua y el ministro de Consumo la seguirá al ostracismo. Alberto Garzón también está señalado por el equipo estrecho de Díaz.

Montero se ha convertido en una caricatura de lo que era gracias a su ministerio

Díaz no quiere saber absolutamente nada de los perfiles polémicos de Podemos. Irene Montero, a ojos de muchos en Podemos, se ha convertido en una caricatura de lo que era gracias a su ministerio. A nadie le sorprende que Yolanda Díaz no la quiera a la titular de Igualdad o al ministro de Consumo porque el nuevo proyecto debe centrarse en el terreno de lo indiscutible. Más salario mínimo, más calidad de vida para las clases trabajadoras y sobretodo menos polémicas innecesarias como las que envuelven a Irene Montero día sí y día también.

Desde Unidas Podemos, sin embargo, hay un clamor. Todos quieren que Yolanda dé el paso cuanto antes y anuncie la creación de una nueva plataforma porque no hay que olvidar que la mayoría de los componentes de Unidas Podemos son literalmente otras formaciones. En Podemos es en el único partido donde la tensión se masca en el ambiente. Hay muchos integrantes que no tendrán un puesto decente en las listas. Tanto es así, que a excepción de Belarra, los primeros serán los últimos. Algunos rumores mal intencionados indican que Montero, de hecho, dejará la política cuando acabe la legislatura porque se huele lo que pasará con la plataforma de Díaz.

El asunto es que la vicepresidenta mantiene una discreción gallega que tensa el partido. No habrá anuncios notables hasta 2023. Ni plataforma ni partido, solo consultas y escuchas, dice el entorno de Díaz. Tal es el hartazgo en Unidas Podemos, que algunos ya claman porque Díaz dé un paso al frente de una vez por todas. Hay malas lenguas que insisten en que la vicepresidenta del Gobierno está valorando la propuesta que Sánchez ha dejado encima de la mesa. Mientras unos esperan que Unidas Podemos se refunde bajo otro nombre, el PSOE quiere que Yolanda tenga un puesto “predominante” en las listas del partido además de la vicepresidencia asegurada siempre que gobiernen.

QUE ARRANQUE YA

La portavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha afirmado que es «fundamental» que el nuevo proyecto político que impulsa la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se inicie «pronto», aunque ha subrayado que lo prioritario ahora es gestionar la crisis provocada por la guerra de Ucrania.

Así lo ha trasladado en declaraciones a ‘Radio Cable’, al ser cuestionada por la posibilidad de que la también ministra de Trabajo aplace el proceso de escucha activa, para volcarse en el impulso de medidas ante los efectos socioeconómicos generados por este conflicto.

Para Serra, el actual momento demuestra aún más la importancia de las políticas que defiende Unidas Podemos, al estar convencida de que si se hubieran aplicado antes políticas como acabar con los beneficios caídos del cielo para bajar los precios de la luz. En consecuencia, la dirigente de la formación morada ha proclamado que es «más importante que nunca» la candidatura de Díaz se «ponga en marcha», para ofrecer ese programa progresista a la ciudadanía.

Sin embargo, Serra ha aclarado que «entiende» que se pueda replantar el momento de arranque del proceso para esta nueva plataforma por la guerra de Ucrania y los efectos de la crisis, puesto que trabajar en las medidas de protección a la ciudadanía es lo «prioritario» y en lo que está volcado Unidas Podemos.