jueves, 7 julio 2022 07:35

Cae una organización criminal que vendía drogas de diseño a través de la dark web

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) en colaboración con la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI), ambas de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, han desmantelado una organización criminal especializada en la introducción, adulteración y distribución de sustancias estupefacientes, especialmente drogas de diseño, utilizando la ‘Dark Web’ para operar.

La investigación, ha informado el Instituto Armado en un comunicado, comenzó el pasado mes de febrero, cuando agentes de la Unidad Técnica de Policía Judicial, dentro del marco de colaboración con otras agencias detectaron en los mercados negros (Dark Markets) un posible envío de sustancias estupefacientes provenientes de Alemania.

Esta mercancía tenía prevista su llegada a España en las primeras semanas del mes de marzo, por lo que se solicitó la colaboración de la ODAIFI de carga, que opera en el Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas, para que iniciara un “análisis pormenorizado” de todas las mercancías que entraban vía aérea en el país. Se detectó así el paquete con las sustancias estupefacientes.

La Organización Criminal efectuaba los pagos de la droga con origen en Alemania a través de moneda virtual Bitcoin, tratando de enmascarar con ello toda la actividad delictiva y operando al margen de entidades financieras reguladas.

LAS DETENCIONES

Tras lograr interceptar el paquete, la ODAIFI de carga del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, localizó el pasado 9 de marzo al receptor de la mercancía. Se intervinieron entonces más de 4 kg de anfetaminas y metanfetamina que provocó la detención de un joven español de 27 años, que resultó ser el químico de la organización.

La acción policial logró la identificación y la localización del jefe del grupo, encargado de establecer los contactos con Alemania para importar la mercancía. También fue localizado el encargado del almacenaje y la distribución de la mercancía.

En su domicilio se intervinieron cerca de 7.000 gramos de MDMA, 18.110 de pastillas de éxtasis y cocaína rosa, cerca de un kilogramo de hachís y 882 gramos de marihuana, además de speed, ketamina, cristal, opio, cocaína y 2.371 dosis de LSD.

Los Agentes también intervinieron 40.000 euros en efectivo y “abundante hardware informático” para desarrollar la actividad criminal. También se intervino acetona congelada y múltiples precursores.