domingo, 3 julio 2022 22:39

Deporte y tecnología: ¿Por qué el desarrollo de estos dos sectores va de la mano?

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

El desarrollo de la industria del deporte siempre ha estado unido a la tecnología. Trajes de baño de alta tecnología, la “raqueta inteligente” de Nadal, zapatillas inteligentes, balones de fútbol que analizan la trayectoria, velocidad y potencia de la pelota, el VAR (arbitro asistente).

El mundo del deporte se apalanca en la tecnología para avanzar tanto en lo que tiene que ver con la captación y entrenamiento de los atletas como la transmisión y la generación de contenido para los espectadores, cada vez más exigentes.

La tecnología también ha permitido abrir otros nichos en el sector de los deportes, que se han venido posicionando como importantes generadores de ingreso para la industria, como las apuestas deportivas y los e-sports.

El mercado de apuestas deportivas se espera que aumente a razón de 10% anual entre 2021 y 2028 según la consultora Grand View Research y el nicho de apuestas online es una buena porción de este mercado. En general el segmento de las apuestas es en el que más personas participan en plataformas online.

La tecnología en el entrenamiento deportivo

La estadística han sido por largo tiempo una herramienta básica de los entrenadores deportivos y atletas para medir el rendimiento y elaborar una estrategia para mejorar los números.

En el pasado la única forma de llevar estadísticas confiables era llevar mediciones “a mano” durante el entrenamiento del atleta. Estas mediciones se tabulaban en tablas y gráficos para visualizar el desempeño del atleta.

Todo esto es parte del pasado. Ahora existen múltiples dispositivos tecnológicos de alta precisión que hacen estas mediciones en tiempo real. Sensores que se colocan a lo largo del cuerpo (ropa inteligente), láseres que miden con precisión la velocidad y distancia en el movimiento de los atletas, son solo algunos ejemplos del uso de la tecnología para recolectar datos en el deporte.

El objetivo con estos dispositivos tecnológicos es rastrear datos del atleta como la frecuencia cardíaca, el pulso, la distancia que recorren etc. Grandes cantidades de datos procesados que estarán a disposición del entrenador y del atleta para elaborar una estrategia de competencia.

El espectáculo deportivo y la tecnología

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se celebraron entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021, fueron escenario para poner en práctica por primera vez los controles biométricos que permitieron ver en directo los cambios en el ritmo cardíaco de un atleta en plena competencia.

Es una moderna tecnología que utilizó cámaras enfocadas en la cara de los atletas para percibir el mínimo cambio en el color de la piel debido a la presión en los vasos sanguíneos.

Los espectadores pudieron presenciar los cambios en el pulso cardíaco y la adrenalina del deportista de élite en el fragor de la competencia.

Esto es solo una parte de lo que la audiencia tuvo acceso en Tokio 2020. También se compartió con la audiencia datos de la velocidad de los competidores en tiempo real a medida que se desarrollaba la competencia y repeticiones en 360 grados en las competencias de baloncesto.

El impacto de la tecnología en la industria del deporte es cada vez mayor. Las innovaciones recientes están ayudando a los atletas a mejorar su rendimiento. Esta mejoría, por supuesto permea hacia la industria del deporte de muchas formas.

Ocurre lo mismo con las tecnologías dirigidas a mejorar la experiencia en el espectáculo deportivo como la inteligencia artificial, la realidad virtual y el metaverso.

Muchas de estas innovaciones tecnológicas están apenas en etapa de desarrollo, pero ya se evidencia el impacto que podrían tener en la industria a corto y mediano plazo.