jueves, 26 mayo 2022 13:40

Luanvi y Tecnologías Dim trabajan en el desarrollo de la moda deportiva sostenible

Las colecciones de prendas virtuales en 3D optimizarán los procesos de fabricación y ayudarán a mejorar el medioambiente.

El impacto negativo ambiental del sector de la moda textil es uno de los más graves en comparación con otras industrias que utilizan grandes cantidades de recursos naturales para la fabricación de sus productos. Además, se suma el hecho de los desperdicios que se producen debido a la fabricación de muestrarios y prendas de bajo coste que se desechan rápidamente. 

Luanvi, con el objetivo de cambiar los patrones de consumo y reducir los residuos, trabajará junto a la pyme innovadora Tecnologías Dim un plan de transformación digital de la compañía hacia la sostenibilidad, la economía circular y el medioambiente.

Tecnologías Dim implantará en todos los procesos productivos sus dos programas de diseño, DIM3D Team y DIM3D Customizer, con el objetivo de facilitar a los departamentos de diseño, patronaje, confección, marketing y ventas de Luanvi el trabajo en un entorno colaborativo basado en el diseño de prendas digitales 3D para las colecciones custom y de catálogo de todas las disciplinas deportivas.

El sistema de personalización de patrones digitales será una parte vital de la producción de prendas (hechas a medida). Mejorará el proceso de producción para conseguir prendas atractivas y que se ajusten con precisión a las necesidades de los clientes.

Con las muestras virtuales, los diseñadores y patronistas podrán evaluar las prendas en 3D sin necesidad de fabricar, hacer pruebas con tejidos, diseños para sublimación sin errores de impresión y confección, ajustes de patrones sobre maniquís virtuales con distintos arquetipos morfológicos por deporte, mejorar los sistemas de escalado de tallas; y todo ello permitirá mejorar en eficiencia, acortar plazos de producción y ahorrar en materias primas.

La fabricación bajo demanda

La marca apuesta por cambiar la fabricación sobre estimación de ventas y compra de producto acabado, por otra basada en ventas hechas: la fabricación bajo demanda.

La implantación de la innovación en los procesos hará que Luanvi revolucione el ciclo de vida de su indumentaria. Permitirá llegar al mercado en tiempo récord reduciendo la huella de carbono, zero waste y ampliará los modelos de fidelización de sus clientes. A ellos se les ofrecerá la personalización de equipaciones deportivas a través de DIM3D Customizer, permitiendo la interacción de sus prendas virtuales con clientes, clubes, escuelas de fútbol, baloncesto, atletismo, tenis y pádel, para crear diseños únicos y de mayor calidad.

El gran impacto de la tecnología virtual de DIM3D

De entrada, los beneficios que aporta son los ya comentados: facilitar una mejor sinergia de trabajo entre equipos y clientes, evitar errores en la confección, reducir la fabricación de muestrarios, poner en valor las colecciones antes que la competencia, dar libertad a los usuarios para diseñar sus propias prendas y que lleguen sus pedidos a fábrica de inmediato.

Además, acortará el tiempo de desarrollo de las colecciones de Luanvi, el tiempo promedio de ahorro en diseño y patronaje está evaluado entre un 30 y un 40% menos de tiempo requerido para hacer los primeros prototipos.

Otra ventaja es la del ahorro de costes. Los costes en el desarrollo de una colección de muestras físicas pueden ser de entre el 25 y 30% en la reducción de muestras confeccionadas y de hasta un 90% en e-commerce.

Estos son los beneficios más evidentes que se pueden considerar, pero hay otros añadidos, más estratégicos y comprometidos con el medioambiente.

Luanvi va a crear las prendas del futuro que eliminan los residuos y los productos químicos durante la producción y minimizan la huella de carbono.

La producción de una prenda digital emite un 97% menos de CO2 que la producción de una prenda física y los cálculos mostrarán que durante la producción no se utilizará agua. Así, la producción de una prenda digital ahorrará una media de 3.300 litros de agua por prenda, lo que es suficiente para que una persona beba 2 litros al día durante 3,5 años. 

Luanvi y Tecnologías Dim adquieren el compromiso de estar alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas como guía, todas las actividades comerciales tendrán un impacto medioambiental y social positivo. Se contribuirá positivamente a cuatro de los diecisiete objetivos de ODSN: «Personas, Planeta, Prosperidad y Asociación», creando así un consorcio entra las dos compañías que puedan lograr realmente un impacto positivo neto en el sector de la moda deportiva.