jueves, 26 mayo 2022 00:19

Ione Belarra castiga a Teresa Rodríguez y la deja fuera de la alianza de izquierda

Las distintas formaciones políticas ya están empezando a organizarse de cara a las próximas elecciones andaluzas. Tras el triunfo de la derecha en los comicios de Castilla y León, la izquierda no está dispuesta a repetir los mismos resultados. Por eso, han decidido unir fuerzas para formar una alianza compuesta por todos los partidos de la izquierda y tratar de sacar a los grupos de derecha del Gobierno. Sin embargo, hay persona que no ha entrado en la unión. Se trata de Teresa Rodríguez, portavoz de Adelante Andalucía, a quien Ione Belarra ha decidido dejar fuera de la alianza izquierdista andaluza como castigo. Los desacuerdos del pasado con Pablo Iglesias han pasado factura a Rodríguez, que tendrá que afrontar sola las próximas elecciones de Andalucía.

Los partidos políticos que han decidido unir fuerzas para encarar los comicios andaluces son Podemos, Izquierda Unidas, Más País Andalucía, Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz. Todo el bando izquierdista ha llegado a un acuerdo con el fin de agrupar todos los votos posibles bajo unas mismas siglas compuesta por una mezcla de colores. Pretenden emular la plataforma que Yolanda Díaz quiere poner en marcha, pretender que los votos vayan a parar a un mismo grupo en vez de estar repartidos en distintas formaciones políticas.

Y es que, no quieren repetir lo de las últimas elecciones cuando la derecha protagonizó una victoria histórica, dado que llevaban sin gobernar en la comunidad desde hace más de 30 años. A esto se suma el miedo a que el Partido Popular decida llevar a cabo la misma estrategia que en los comicios de Castilla y León y, en caso de no poder liderar en solitario, echarse en brazos de Vox. Una cuestión que no están dispuestos a permitir y ya están trabajando para que esto no vuelva a repetirse y para sacar del Palacio de San Telmo al actual presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y a sus socios de gobierno.

Sin embargo, quien no participará en esta alianza izquierdista en Andalucía es Teresa Rodríguez. La política comenzó su andanza política en las filas de Podemos, pero con la llegada de los morados al Gobierno nacional a través de un pacto de coalición las cosas empezaron a torcerse. Las discrepancias con el entonces líder del grupo, Pablo Iglesias, empezaron a aumentar cada vez más. Y es que, Rodríguez siempre ha sido muy crítica con la gestión de Pedro Sánchez y con Susana Díaz, con quien se negó a pactar para llevar a cabo un gobierno de coalición en Andalucía, al contrario de lo que hizo Iglesias a nivel nacional.

Teresa Rodríguez se queda fuera de la alianza de izquierda en andalucía

La alianza de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias provocó un estado de malestar en la dirección andaluza de Podemos, que llevó a Rodríguez a bajarse del barco morado e iniciar su trayectoria bajo otras siglas. Así, la líder anticapitalista desembarcó en Adelante Andalucía para continuar su trayectoria política en la comunidad. Una cuestión que ahora le ha pasado factura y ha sido castigada. Ione Belarra ha decidido no incluir a la andaluza en nueva alianza izquierdista como castigo por las discrepancias de esta con el exlíder de Podemos.

Y es que, por mucho que Iglesias se encuentre fuera tanto del Gobierno como de la formación morada, para sus fieles todavía sigue muy presente. Por eso no dudan en defenderle a capa y espada cada vez que tienen ocasión y si pueden castigar a aquellos que en el pasado no se mantuvieron fieles a él no dudan en hacerlo. Los perfiles como el de Belarra o Irene Montero son grandes defensores de todo lo que suponen las siglas de Podemos y su color. Y también son acérrimas defensoras de aquel que fue su líder y que representa la esencia del grupo. Por eso, a aquellos que han sido desleales con él les tienen en el punto mira. Así, Rodríguez está pagando las discrepancias con Iglesias. Los fantasmas del pasado han revivido y han provocado que no cuenten con Teresa para las elecciones andaluzas.

La unión de la izquierda es toda una estrategia para acabar con el bando derechista y, a pesar de lo que diga Teresa, ahora están más unidos que nunca. La política andaluza aseguró en una entrevista que las formaciones de la izquierda estaban muy fragmentadas en la región. Unas declaraciones que han terminado por desmentirse y con la nueva alianza demuestran que las formaciones de izquierdas han decidido dejar a un lado las discrepancias para unirse bajo una misma plataforma que aglutine todos los votos de los ciudadanos en unas mismas siglas. Que los votos vayan a parar al mismo saco es la misma idea en la que la vicepresidenta del Gobierno lleva tiempo trabajando y con la que podría encarar las próximas elecciones generales.