miércoles, 25 mayo 2022 09:31

Identifican nuevas dianas para la inmunoterapia en el cáncer de colon

Científicos de la Universidad Técnica de Dresde (Alemania) han identificado proteínas que constituyen objetivos prometedores para las nuevas inmunoterapias contra el cáncer de colon. Sus resultados, publicados en la revista científica ‘Immunity’, también subrayan el papel central de las bacterias intestinales en el desarrollo de este tumor.

El cáncer de colon es uno de los tipos de cáncer más comunes. Sobre todo en las fases avanzadas de la enfermedad, el tratamiento sigue dependiendo en gran medida de la quimioterapia tradicional. La nueva generación de tratamientos contra el cáncer, las llamadas inmunoterapias, sólo ha sido eficaz en un pequeño subgrupo de cánceres de colon.

Nuestro cuerpo puede eliminar de forma natural las células cancerosas. Cada día, nuestro sistema inmunitario puede detectar células mutadas en nuestro cuerpo y destruirlas. Sin embargo, de vez en cuando, las células cancerosas pueden encontrar una forma de esconderse del sistema inmunitario.

Las células desarrollan señales moleculares que impiden que las células inmunitarias las reconozcan como una amenaza. Esto, entre otras estrategias, permite a las células cancerosas multiplicarse y crecer hasta convertirse en tumores. La comprensión del mecanismo molecular de este proceso permitió el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer, las llamadas inmunoterapias. Estos tratamientos pueden desencadenar el sistema inmunitario del paciente para atacar el tumor y limitar su crecimiento.

Por desgracia, las inmunoterapias actuales no son eficaces para todos los tipos de cáncer. La mayoría de los casos de cáncer de colon, uno de los más diagnosticados, no responden a estos tratamientos. Ahora, este equipo de investigadores ha descrito una nueva vía que permite al cáncer de colon esconderse del sistema inmunitario. Sus resultados proporcionan un posible primer paso hacia el desarrollo de una nueva generación de inmunoterapias.

CÓMO SE ESCONDE EL CÁNCER DE COLON DEL SISTEMA INMUNITARIO

La inhibición de las células inmunitarias se lleva a cabo mediante señales especiales presentes en la superficie de las células cancerosas. «Estas señales se conocen como proteínas de punto de control», explica el profesor Sebastian Zeissig, que dirigió el equipo de investigación.

Las inmunoterapias actuales utilizan fármacos denominados inhibidores de puntos de control para dirigirse a un pequeño conjunto de proteínas de puntos de control conocidas. Desgraciadamente, este enfoque sólo tuvo un impacto muy limitado en el crecimiento del cáncer de colon. «Esto planteó la cuestión de si hay otras proteínas de punto de control que puedan representar objetivos más prometedores para la inmunoterapia en el cáncer de colon», dice el doctor Kenneth Peuker, autor del estudio.

Los investigadores analizaron muestras de cáncer de colon y buscaron proteínas de señalización presentes en las células tumorales pero no en el tejido sano. Dos proteínas les llamaron la atención. La CB7H3 y la B7H4 estaban presentes en gran número en las células del cáncer de colon, mientras que eran casi indetectables en el tejido sano.

«Decidimos bloquear B7H3 y B7H4 en las células de cáncer de colon. El resultado fue sorprendente. El tejido tumoral en el que se desactivaron estas señales mostró un crecimiento significativamente más lento o incluso se redujo. Hemos observado que ahora las células inmunitarias podían invadir el tejido canceroso y empezaban a controlar las células tumorales», apunta Peuker.

Pruebas adicionales confirmaron que las proteínas B7H3 y B7H4 funcionan efectivamente como proteínas de punto de control. «El bloqueo de estas señales permitió de repente que el sistema inmunitario atacara las células tumorales», añade el profesor Zeissig.

Los científicos descubrieron que B7H3 y B7H4 estaban presentes no sólo en los tumores primarios de cáncer de colon, sino también en sus metástasis en el hígado. La desactivación de estas proteínas ralentizó el crecimiento de los tumores primarios, pero también de sus metástasis en el hígado. El equipo observó que algunos de los ratones tratados sobrevivieron a largo plazo a pesar de tener tumores metastásicos.

LAS BACTERIAS FUGITIVAS BLOQUEAN LAS RESPUESTAS INMUNITARIAS

El equipo caracterizó una amplia cascada de acontecimientos que permite al cáncer de colon desarrollar su capacidad de bloquear las células inmunitarias. Pudieron demostrar que la ruptura de la barrera intestinal es un paso crucial en el proceso.

Cuando la barrera intestinal se rompe en los lugares donde se desarrollan los tumores, las bacterias que normalmente están presentes en el intestino pueden entrar repentinamente en el tejido circundante.

Esto se considera un acontecimiento temprano importante en el desarrollo del cáncer de colon. Ahora, el equipo del profesor Zeissig ha podido demostrar que estas fugas bacterianas sirven de desencadenante inicial para que las células cancerosas de colon se escondan del sistema inmunitario.

«Descubrimos que las células presentes en el tejido pueden detectar las bacterias invasoras. Esto, a su vez, activa toda una cascada de pasos. La comunicación molecular resultante entre las células lleva finalmente a las células cancerosas a proyectar B7H3 y B7H4 en su superficie y a esconderse del sistema inmunitario», afirma Peuker.

El equipo pudo demostrar que el uso de antibióticos de amplio espectro para destruir las bacterias intestinales invasoras también redujo el tamaño del tumor y disminuyó la extensión de las metástasis hepáticas. «Nuestros resultados proporcionan un nuevo vínculo entre la microbiota y el crecimiento tumoral en el cáncer de colon. Nos gustaría centrarnos más en este aspecto en el futuro», concluye Zeissig.