viernes, 27 mayo 2022 08:04

Irene Montero se compromente a «hacer posible» que la Ley Trans llegue al Congreso «antes de verano»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha comprometido este jueves a «hacer posible» que el Anteproyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI «llegue al Congreso en el actual periodo de sesiones», es decir, «antes de verano».

Así lo ha asegurado durante su intervención en la inauguración del I Encuentro de Personas Trans, que se ha celebrado en Madrid con motivo del Día Internacional de la Visibilidad Trans.

A pesar de haber impulsado este texto, Montero ha reconocido que no es «triunfalista» porque se llega «tarde». Según ha recordado, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) «debería haber emitido el informe preceptivo» sobre este texto «a principios de enero de este año» y, según ha apuntado, también el Consejo Fiscal «acumula un considerable retraso».

«Estamos enormemente preocupados por este incumplimiento de la leyt» ha lamentado la ministra, quien ha señalado la necesidad de que los derechos de las personas trabs y LGTBI «sean debatidos ya» en las Cortes. En su opinión, los grupos parlamentarios tendrán «la urgencia» y responsabilidad que el CGPJ no esta demostrando» en esta materia.

Y, en este sentido, ha apuntado que espera que en el debate parlamentario se incluyan en el texto algunas de las medidas que, desde el Ministerio de Igualdad, reclaman y que, según ha lamentado, se quedaron fuera durante la negociación de la misma en el seno del Gobierno, como son la inclusión de las personas no binarias, de las personas trans migrantes o de la infancia trans.

UN DEBATE «INJUSTO» SOBRE «SU EXISTENCIA»

Precisamente a este debate sobre el contenido de la norma se ha referido directamete Montero, también, para reconocer que «los dos últimos años no han sido fáciles» para el colectivo trans que, según ha destacado, han tenido que asumir un «nivel de odio y de transfobia» y «un debate sobre su existencia» que las personas trans «no se merecen».

Así, la ministra ha recordado que es mayoría la sociedad que las «han cogido de la mano» y que «no las van a soltar» porque, según ha recordado, ya son 13 las CCAA con leyes autonómicas que reconocen la autodeterminación de género y porque cada día «crece el respaldo social».

«Nosotras no legislamos para el 0,1% de la población, legislamos para toda la sociedad en su conjunto, porque ampliar derechos es hacer de nuestro país un país democrático y mejor en el que todo el mundo puede vivir mejor y tiene sus derechos garnatizados», ha apuntado la responsable de Igualdad en respuesta a quienes critican esta norma. A su juicio, «la libre determinación de género es la única forma de garantizar los derechos» de este colectivo.

Al retraso que lleva la tramitación de la Ley Trans también se ha referido la directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, Boti García Rodrigo, quien ha explicado que desde «el minuto 1» en que fue creado el departamento que dirige se le encomendó desarrollar un marco normativo «que protegiera los derechos de las personas LGTBI» y «específicamente los de las personas más vulnerables» como son las trans; así como poner en marcha un espacio de participación del colectivo.

De este modo, según ha apuntado, nació el Consejo de Participación de Personas LGTBI a través del cual se realizó la Ley Trans que, ahora, según ha denunciado, está «detenida en el CGPJ» que está «desoyendo las reitradas demandas de urgencia» e «incumpliendo los plazos de la ley».

García Rodrígo ha advertido que, a las «puertas» de «una grave crisis económica», esta «no puede recaer» en «las personas de siempre» y que son las «vulnerables». Además, cree que «una crisis tampoco puede servir de excusa para retrasar derechos y políticas de Igualdad».

UN MOVIMIENTO QUE HA CAMBIADO A LA SOCIEDAD

Este I Encuentro de Personas Trans ha sido organizado por la Federación Plataforma Trans, cuya presidenta, Mar Cambrollé, ha hecho un repaso de la historia de las personas trans en España, desde el peligro que corría su integridad en la dictadura a la falta de oportunidades de la comunidad que, como ha señalado, solo tenía dos vías: «la prostitución o el espectáculo».

Pero, en este contexto, Cambrollé ha señalado que las personas trans no solo han sido «las más castigadas» durante la dictadura, sino también «las grandes olvidadas de la democracia».

Es por eso que, ahora, reclama «desde la alegría» –y no para generar «compasión»– la labor del movimiento asociativo del colectivo que, a su juicio, ha «cambiado» la situación de estas personas gracias a la pedagogía, de la acción social y la incidencia política.

«Hemos sabido poner en la boca de los políticos nuestras necesidades, hemos sido capaces de instalar en un Gobierno la necesidad de una Ley Trans, hemos sensibilizado tanto a la sociedad que hoy la sociedad en general está a favor de los derechos de las personas trans», ha declarado Cambrollé, antes de apuntar que, son «las mujeres» las que «más apoyan» estos derechos.