jueves, 19 mayo 2022 11:03

La OMS presenta un libro de bolsillo para mejorar la Atención Primaria en niños y adolescentes en Europa

La Organización Mundial de la Salud para Europa (OMS Europa) ha presentado su primer ‘Libro de bolsillo de la Atención Primaria de salud para niños y adolescentes’, un completo manual para médicos, enfermeras y otros trabajadores sanitarios responsables de atender a los niños y jóvenes en los centros de atención primaria (AP).

Presentado en un acto organizado conjuntamente por la Oficina de Calidad Asistencial de la OMS en Atenas (Grecia) y el Ministerio de Sanidad griego, el libro de bolsillo responde a las peticiones de los países de rediseñar los servicios de AP para niños y adolescentes.

«La AP es el enfoque más inclusivo, eficaz y eficiente para mejorar el bienestar físico y mental. Esto es válido para todos los grupos de población, especialmente para los niños y adolescentes», ha apuntado el director regional de la OMS para Europa, Hans Henri P. Kluge.

e»Lamentablemente, la realidad es que los servicios de AP disponibles para los niños y adolescentes en nuestros países no siempre son óptimos. Este libro de bolsillo permitirá a los proveedores cumplir la promesa de una AP de calidad para los niños y adolescentes, tanto en la Región Europea de la OMS como fuera de ella», añade.

REDUCIR LA BRECHA DE LA DESIGUALDAD

Tal y como recalcan desde la OMS, aunque la AP es la piedra angular de la asistencia en las comunidades de toda la región, «no siempre está a la altura». Con demasiada frecuencia, aseguran, los proveedores carecen de los conocimientos y los recursos necesarios para prestar una atención basada en la evidencia y en el interés superior del niño o el adolescente.

El nuevo libro de bolsillo pretende solucionar esta laguna resumiendo las orientaciones sobre cómo tratar y cuándo remitir a los niños y adolescentes que presentan dolencias y afecciones comunes. También incluye información para que los proveedores de AP puedan atender a los niños y adolescentes con afecciones y enfermedades de larga duración gestionadas por especialistas.

Así, su enfoque en las prácticas basadas en la evidencia y la prevención ayudará a garantizar que los niños y adolescentes reciban la atención que necesitan, evitando tratamientos y hospitalizaciones innecesarias.

«En Grecia tenemos la suerte de contar con muchos pediatras, sobre todo en las grandes ciudades, pero seguimos teniendo muchas islas remotas en las que no hay un pediatra, y en las que tenemos que confiar en los médicos más jóvenes y en los médicos de cabecera para tratar a los niños», ha apuntado la ministra suplente de Sanidad griega, Mina Gaga. «Aquí es donde este libro de bolsillo será extremadamente valioso», asegura.

MEJORAR LA SALUD MENTAL

En la región europea, los servicios de salud mental en la red comunitaria y en los centros de AP suelen estar poco desarrollados, carecen de fondos, no se les da la debida prioridad y no cuentan con los recursos necesarios, según apuntan desde la OMS Europa.

Es por ello que el libro de bolsillo incluye información sobre cómo promover la salud mental de todos los niños, así como la forma de identificar y gestionar las afecciones mentales más comunes en el ámbito de la AP y mediante derivaciones.

De esta forma, la OMS Europa trabajará con sus socios para garantizar que las normas del libro de bolsillo se apliquen en los países de la región y se incluyan en los planes de financiación. El objetivo es que el documento contribuya a introducir cambios en los sistemas sanitarios que les permitan prestar servicios de calidad a todos los niños y adolescentes. «Sin embargo, la aplicación de las orientaciones del libro requerirá un fuerte liderazgo, recursos y compromiso político por parte de todos los países», concluyen desde el organismo sanitario de las Naciones Unidas.

La OMS Europa ha desarrollado el libro de bolsillo con el apoyo de la Academia Europea de Pediatría (EAP), la Confederación Europea de Pediatras de Atención Primaria (ECPCP), la Asociación Europea de Pediatría/Unión de Sociedades y Asociaciones Nacionales de Pediatría Europeas (EPA/UNEPSA), Médicos Sin Fronteras (MSF), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Organización Mundial de Médicos de Familia (WONCA).